Germán Parreño, ilusión bajo los palos

Germán Parreño vuelve a lucir de franjiverde. Han tenido que pasar varios años de un largo viaje de aprendizaje, pero el meta ilicitano vuelve a estar donde quería, bajo los palos del Martínez Valero. Tendrá una dura competencia con Juan Carlos, quien se perfila como titular, aunque el ilicitano llega con ganas de pelear por ser el elegido. A ilusión no le gana nadie, como ha quedado demostrado en el esfuerzo económico que ha realizado para fichar por el Elche. «Ha perdido dinero y eso demuestra las ganas que tenía de venir«, ha desvelado el Chuti Molina, director deportivo.

El guardameta tiene claro por qué eligió, tras varios años en el Espanyol, la opción del Elche. «Es el equipo de mi tierra, tengo mucha ilusión por este escudo y el proyecto me agrada muchísimo», ha explicado Germán, de 23 años, quien se fue del club «como un niño y regresa como un hombre«, recordó Diego García, presidente de la entidad.

El ilicitano se define como un portero al que le gusta «trabajar y aprender» y afirma que ha ido «evolucionando» en los últimos años. Señala a Gilabert, técnico que tuvo en las categorías inferiores del Elche, y al camerunés N’Kono, con quien trabajó en el Espanyol, como sus referentes en la portería. «He trabajado con ellos mano a mano y he podido exprimir sus conocimientos», ha dicho.

El portero se sintió bien en su debut ante el UCAM Murcia, aunque la felicidad no fue completa porque encajó el gol de la derrota. Asegura que tanto para él como para su familia el fichaje por el Elche es un motivo de felicidad porque se trata de un equipo al que «siempre he seguido, tanto en el ascenso como cuando ha habido que sufrir cuando las cosas han ido mal».

Germán asume que le espera una gran competencia con Juan Carlos Martín por la titularidad en el equipo y no quiso marcar objetivos al Elche para la temporada. «Hay que ir partido a partido y no dar nada por perdido. Darlo todo y exprimirnos y eso nos llevará a crecer», apunta. Llega, en principio, como segundo, pero en su cabeza solo está trabajar para la titularidad.

«Es un portero con un potencial muy grande y un físico imponente. Siempre le faltó la oportunidad e jugar porque los clubes siempre buscamos un portero más maduro. Tiene por delante un portero con experiencia, pero sabe a lo que se enfrenta y será el entrenador el que decida», argumenta Molina.

FOTO: ELCHE CF

Compartir esta entrada: