Una gestión caótica

Cada día que pasa sonroja más la gestión de los dirigentes que llevaron al Elche de la cima del fútbol al abismo del descenso. El consejo de administración del Elche reconoce a sus accionistas, en la memoria de gestión del pasado ejercicio, que los gastos ocasionados por el ‘préstamo fantasma’ que solicitó el equipo de gestión de José Sepulcre, y que nunca llegó a concretarse, superaron el millón de euros.

Así lo hará constar el actual órgano rector en la memoria que ya está haciendo llegar a todos los accionistas de la entidad con motivo de la junta general, que se celebrará el próximo 16 de febrero. Pero eso no es todo. También hay más de 3,8 millones de euros en recargos y sanciones de la Agencia Tributaria y la LFP que ya anunciaban el fatal desenlace, así como un anticipo de derechos de TV por valor de 750.000 euros que dejó a la entidad sin margen para maniobrar y sin su comodín más valioso cuando la situación se convirtió en irrespirable.

El consejo actual se califica como «simple observador imparcial» y aclara que no pretende «justificar lo ocurrido» en anteriores etapas, por lo que solo relata algunos de los hechos. Asegura que el club, durante el pasado ejercicio, se vio arrastrado por una inercia de la anterior temporada (2013-14) y por la espiral generada por los gastos de personal, sobre todo «de primera plantilla, tanto jugadores, entrenadores como representantes», así como lo que considera «desproporcionada estructura» en cuanto a personal no deportivo, tanto en «número como en salarios».

Relata en la memoria el consejo que los gastos excepcionales, de la cuenta de pérdidas y ganancias, alcanzan la «importantísima cifra» de 3.801.650,61 euros como motivo, principalmente, de los recargos de apremio de la Agencia Tributaria por 2,269.012,30 euros, de las sanciones al club por parte de la LFP por incumplir las normas de control económico y, por último, de la condonación que realizó la empresa Kuntajara SL, propiedad de varios de los ex dirigentes, sobre su préstamo  de la temporada 2011-12.

Además, el consejo de Sepulcre también solicitó un anticipo financiero de parte de los derechos televisivos que ocasió algo más de 750.000 euros.

Presunta estafa

En el informe, el consejo califica como «intento desesperado» del Elche las gestiones para conseguir el préstamo de 22 millones de euros que fue anunciado por el entonces presidente, José Sepulcre, y el director general, Antonio Rocamora para reestructurar la deuda y «solventar a corto plazo la insostenible situación financiera del club».

Los actuales dirigentes, entre los que se encuentran Jaime Oliver y Paco Sánchez, cómplices de aquella gestión, no tienen dudas de que el club sufrió una «presunta estafa» con el tema del préstamo y estiman que existen «pocas esperanzas» de recuperar el dinero gastado. Aclara el consejo que los gastos ocasionados por el préstamo influyen notablemente en el aumento de los «servicios exteriores» y «desplazamientos», donde se recogen numerosas facturas por servicios de profesionales independientes, así como todo tipo de gastos y viajes, «muchos de ellos fuera de España». 

Entre los gastos del préstamo, el anticipo y los recargos de la Agencia Tributaria el club suma 5,5 millones de euros en gastos, el 64% de las pérdidas del club en la temporada 2014-15. Concluye la memoria señalando que el patrimonio neto de la entidad es negativo en la cifra de 22.653.583, 36 euros.

Compartir esta entrada: