“Garrido salvó al Albacete, pero tuvo malas relaciones con Hacienda y Diputación»

El director del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), Manuel Illueca, anunció el miércoles a un nuevo grupo inversor dispuesto a adquirir la mayoría accionarial del Elche mediante la venta del crédito de la Fundación. Dicho grupo es Only One Way S.L., que tiene como máximo representante a José Miguel Garrido Cristo. Este empresario madrileño de 52 años, sobrino del domador de animales Ángel Cristo, presidió el Albacete Balompié desde octubre de 2013 hasta el pasado mes de julio, cuando vendió el 96’4% de sus acciones a Skyline International. En Diario Franjiverde, hemos contactado con los compañeros de ¡Aúpa Alba! para conocer cómo se desarrolló la etapa de Garrido como máximo mandatario del Albacete, al que vino cuando militaba en Segunda B y en una situación límite, con 18 millones de euros de deuda.

“Cogió a un club prácticamente al borde de la desaparición. No había nadie interesado en poner dinero real en el Albacete. Compró las acciones muy baratas y otros accionistas mayoritarios, como Iniesta, le cedieron las suyas. Después se dedicó a realizar ampliaciones de capital, invirtió dinero a través de diferentes empresas extranjeras, negoció los pagos con la Seguridad Social…salvó al Albacete”, exponen. Su grupo también aportó dinero para abonar numerosas nóminas a plantilla, cuerpo técnico y empleados, sobre todo al comienzo de su periodo en la entidad blanca. Antes de su llegada, la familia Iniesta ayudó con más de un millón de euros para mantener vivo al Albacete. «Para mí, ellos lo salvaron», declaró Garrido un año después de acceder a la presidencia.

No obstante, ¡Aúpa Alba! también señala que en la ciudad castellano-manchega recibieron a Garrido con cierto temor. “Se dedicaba a comprar empresas y si no lograba reflotarlas, las liquidaba. Ese era el miedo principal que había”. Garrido fue uno de los socios fundadores de Thesan Capital, una mercantil especialista en invertir en empresas con apuros económicos, como la cadena de neumáticos Aurgi, de la que Garrido fue director general, o la escudería de Fórmula 1 Hispania Racing Team. Al aspirante a adquirir el Elche y otros cuatro socios de Thesan Capital les acusaron de fraude fiscal y blanqueo de capital por, presuntamente, defraudar 5’5 millones de euros a Hacienda. El empresario también fue director de la división internacional de Campofrío.

A pesar de considerarle “un buen gestor”, uno de los grandes ‘lunares’ de Garrido, aparte de su falta de transparencia en el polémico traspaso de Keko al Eibar, fueron sus malas relaciones con las entidades públicas, especialmente con la Agencia Tributaria y la Diputación de Albacete: “Sus pretensiones con ambas, y a veces con el Ayuntamiento, no llegaron a conseguirse”.

Ocurrieron varios episodios con Hacienda. El propio Garrido solicitó en febrero de 2015 que el club blanco entrase en fase de liquidación por la “nula voluntad” de la Agencia Tributaria a la hora de acordar los pagos de una deuda cercana a los 1’5 millones de euros sobre una total de algo más de 10. El fisco procedió a embargar los ingresos televisivos. El madrileño, que mantenía que el Albacete era “perfectamente viable”, criticó duramente a Soledad García, directora de Recaudación, a la que acusó de “actuar con total imparcialidad” y preferir “liquidar a los clubes antes que cobrar”. Finalmente, en una jugada ‘extraña’, el Albacete salió del proceso de liquidación en mayo tras estimarse un recurso presentado por la propia entidad blanca. El Alba pudo salir adelante con el levantamiento del embargo, la acreditación de un préstamo de medio millón de euros de Only One Way S.L. y la firma de un convenio con la Diputación por un valor de 590.000 que se ingresaron de manera inmediata.

No obstante, los problemas entre el Albacete y Hacienda continuaron durante algo más de dos años, llegando hasta el punto de encontrarse en los juzgados. Garrido defendía que la Agencia Tributaria incumplía el convenio singular firmado en 2015. El club blanco tuvo tres sentencias a su favor en las que se señalaba que el fisco, que exigía dos millones de euros de manera inmediata, no podía romper el acuerdo de manera unilateral. El pago de las cantidades exigidas quedaron suspendidas por las medidas cautelares. El equipo bajó a Segunda B en el curso 2015/2016, lo cual complicó la situación, pero tras el ascenso a la categoría de plata en el campeonato siguiente, Skyline compró el club y terminó por liquidar la “deuda histórica”, de la que restaban cerca de cuatro millones de euros.

En el aspecto deportivo, el Albacete logró dos ascensos a Segunda, ambos como campeón de grupo (el último llegó al segundo intento) y una peleada salvación en la división de plata tras mantenerse casi toda la Liga en zona de descenso. Pero también sufrió un doloroso regreso a Segunda B tras un mal campeonatoDespués de bajar, el madrileño reafirmó su compromiso de seguir adelante con su proyecto. “Ni la familia Iniesta ni yo vamos a abandonar ahora. Nos volcaremos más que nunca y seguiremos invirtiendo dinero y esfuerzo”, dijo en una entrevista a AS.

Venta del Albacete a Skyline

Pero casi un año después, en abril del presente año, anunció su intención de dejar la entidad castellano-manchega. Las malísimas relaciones con la Diputación fueron el principal motivo que le llevó a tomar esa decisión. “No se dan las condiciones necesarias para seguir con la inversión”, dijo Garrido, quien se sintió “engañado” por el recorte del convenio de la Diputación con la Fundación Albacete Balompié, llegando a acusar a su presidente, Santiago Cabañero, de “incumplir su palabra”. “El Gobierno regional cambió y el PSOE no estaba dispuesto a pagar la cantidad que Garrido acordó con el PP. Hubo reuniones bastante tensas”, explican los compañeros de ¡Aúpa Alba!. No obstante, Garrido aseguró la viabilidad del club blanco tanto en Segunda o Segunda B.

La venta del 96’4% de las acciones del Albacete se produjo el pasado mes de julio. Skyline International desembolsó 10.150.000 euros, de los que Only One Way S.L. recibió cerca cinco millones: algo más de tres millones por propia venta y casi dos millones en concepto de acreedora por préstamos al club, según informó Tano Mora, periodista de Castilla-La Mancha Media.

“Cuando llegamos hace cuatro años nos encontramos un enfermo terminal y ahora lo dejamos en el fútbol profesional con un proyecto ilusionante en lo deportivo», dijo Garrido en la rueda de prensa en la que anunció la adquisición del club blanco por parte del grupo británico-catarí. Ese mismo día, también mostró su intención y la de sus personas de confianza de seguir vinculados al mundo del fútbol en otro equipo: “Nos gusta el fútbol e iremos a otro lugar a continuar con nuestro trabajo y a seguir haciendo lo que sabemos hacer”.

A pesar de ser el mandamás del Albacete, Garrido no estaba presente en su día a día. “Venía a los partidos y alguna vez más se dejaba caer. Tenía a Santiago Pozas como director general”, apuntan desde ¡Aúpa Alba!, que consideran que el madrileño tuvo una buena relación con la afición blanca: “Se la ganaba fácil”. Escribió en el foro no oficial del club castellano-manchego muchas veces para conocer impresiones y responder cuestiones, y en algunos partidos del Albacete fuera de casa, prefirió sentarse en la grada visitante junto a los seguidores blancos en lugar de en el palco.  Desde la temporada 2014/2015, el club castellano-manchego supera los 6.000 carnés retirados en cada campaña de abonos, incluso tras el último descenso a Segunda B.

El empresario madrileño ya es pasado en el Albacete. Skyline International es su presente. Un presente al que se echa un vistazo desde Elche, pues el grupo inversor británico-catarí pudo adquirir la propiedad del Elche en el primer proceso de venta de crédito de la Fundación, pero la férrea oposición del Consejo, que impugnó la subasta de las acciones, lo impidió. Los compañeros de ¡Aúpa Alba! valoran muy positivamente el trabajo de Skyline al frente del club castellano-manchego.

“Va todo muy bien. Desde que llegaron, el Albacete se ha profesionalizado mucho más. Tienen todo muy estudiado y trabajan con mucha seriedad y cabeza. Están solucionando los muchos problemas que tenía el club y que Garrido no arregló, pagando deudas con proveedores y diferentes empresas que estaban pendientes desde hace muchos años. El equipo ha mejorado desde que contrataron a un entrenador que buscaron ellos. Han realizado mejoras en el estadio y se implican en la cantera y la sección femenina. Creemos que en Elche hicieron mal por no dejarles entrar”, concluyen.

Foto: ¡Aúpa Alba!

Compartir esta entrada: