«Rivera quiere jugar»

La situación del mediocentro de 36 años, que acaba contrato y desconoce la intención del club, permanece en el aire • «Si no hay noticias ya, dudo que lleguen», dice su agente.

Alberto Rivera sigue esperando noticias del Elche. El contrato del experimentado mediocentro de 36 años acabará el próximo 30 de junio y, descartada por completo la retirada, desconoce las intenciones tanto de la directiva, como del entrenador, sobre la idea de ligar su futuro a la entidad ilicitana. La ausencia, primero, de un director deportivo que abordase su situación y la demora ahora en la llegada, una vez anunciado el acuerdo con Víctor Orta, ha retrasado una decisión que obliga al jugador a no cerrar la puerta a otras propuestas. En palabras de su representante, Rafael Zurro, el futbolista “lo que quiere es jugar al fútbol” y reconoce que “trabaja por ello” para tratar de cumplir una voluntad que, ante la escasez de minutos que ha disfrutado en la recién acabada temporada –18% del total en Liga (630’)-, en el Martínez Valero se presume remota.

El centrocampista de Puertollano entiende que el vacío de poder en Altabix a la hora de liderar la planificación de la plantilla está condicionando cuestiones como la suya, pero su agente opina que se podría haber ahorrado tiempo: “Soy de los que piensa que si a estas alturas no han llegado noticias, raramente llegarán más adelante”, expresa mostrando su desconfianza hacia la oferta franjiverde, aunque añade: “De todas formas esperaremos a que llegue el director deportivo para hacer lo que sea correspondiente”.

Zurro prefiere no desvelar la procedencia de unos intereses que sí maneja como posibles nuevos destinos de Rivera y asume con normalidad la frialdad en el trato recibido por parte del Elche que desprende su versión: “No tienen por qué decirle nada. Si acaba contrato se paga, se liquida y ya está. Otra cosa es que alguien a nivel personal quiera hacerlo, que no lo sé”. Entre las proposiciones existentes una proviene del fútbol chino, conforme informó hace meses Cope Elche, con un importante aliciente económico y como ya ocurriese el pasado verano, cuando también trataron de atraerle desde Arabia Saudí. Algo que supondría un cambio de vida radical para el aún ‘5’ franjiverde, padre de tres hijos y que ya ha vivido la experiencia de competir fuera de España cuando el Real Madrid lo cedió al Olympique de Marsella francés en el mercado invernal de 2002.

Mantecón: otras vacaciones sin destino

Sergio Mantecón se encuentra en idéntica tesitura a Alberto Rivera y, como él, también se ha ido de vacaciones sin conocer dónde continuará su carrera el curso que viene. La continuidad de uno de los capitanes parece aún más complicada de producirse en referencia a lo que ha contado para Escribá. Menos dudas hay sobre los otros dos hombres para los que su vinculación contractual con el Elche expira este año. Javi Flores ya se ha despedido de sus compañeros y buscará en otro lado la oportunidad que se le ha resistido de franjiverde. Por su parte Sergio Pelegrín ha alcanzado un acuerdo verbal para firmar su renovación por una campaña más dado el buen rendimiento ofrecido, lo que muestra a las claras que no todos los movimientos están supeditados a la figura de Orta.

Compartir esta entrada: