Fútbol, estadio y afición de Primera

Las gradas del renovado Martínez Valero recibieron la visita de 23.859 espectadores, que alentaron a su equipo en todo momento.

El olor en el Martínez Valero era diferente desde primera hora de la tarde. Y no por los asientos recién bañados en pintura verde. El aroma que se respiraba en los aledaños del estadio ilicitano hacía presagiar que no se trataba de un partido más. Elche volvía a acoger fútbol de Primera División y nada más soplar su silbato el andaluz Pedro Jesús Pérez Montero el inicio del partido, cuando tocaban las siete en punto, la ilusión de los 23.859 espectadores se transformó en un júbilo que creció sólo un minuto y veintidós segundos después con el gol de Ferrán Corominas.

Volvieron a sonar las palmas al unísono en el mínuto 12, que tanta suerte dio el año pasado al conjunto franjiverde. En la segunda parte, la peña Jove Elx apareció en su zona de Curva Sur y se unió a los gritos de apoyo al equipo. Al final, aplauso a los jugadores por el esfuerzo exhibido.

Compartir esta entrada: