Fiesta en las gradas

Los 21.752 espectadores que se dieron cita en el Martínez Valero se hicieron oír más que de costumbre ataviados con las banderas que regaló Altzavares Nord.

La afición del Elche apoyó a su equipo más que nunca ante Osasuna. Ya desde antes de empezar el encuentro, conforme saltaban los futbolistas al césped y se entonaba la habanera Aromas Ilicitanas, se notaban las gargantas y las palmas de las manos cargadas de fuerza y ganas de hacerse oír. Y así fue. Ataviados con las 30.000 banderas que había repartido la peña Altzavares Nord para la ocasión, no dejaron de alentar a los suyos durante los noventa minutos. Incluso quedó energía para reconocer la trayectoria del ahora rival Nino como franjiverde, que reaparecía después de nueve meses. Antes del encuentro, el futbolista histórico homenajeado por la entidad ilicitana en esta ocasión fue Canós.

Compartir esta entrada: