Suenan campanas de ascenso

Pablo Salazar | 13/05/2013 01:10 @PaoloSalazar

Elche ya está de fiesta. Poco ha tardado el hincha ilicitano en saltar a la calle para celebrar un ascenso que pese a que todavía no es un hecho, es cuestión de días. Una vez finalizado el encuentro entre el Alcorcón y el Villarreal, que finalizó con victoria para los ‘groguets’, la afición franjiverde no tardó demasiado en echarse a la calle para festejar que, virtualmente, el cuadro de Fran Escribá ya es equipo de Primera División. Cerca de mil aficionados ilicitanos acudieron a la Glorieta para animar a su equipo, que tras 25 años vuelve a la máxima categoría del fútbol español.

De manera improvisada la gente acudió en un goteo constante a la Glorieta, que terminó siendo una auténtica fiesta del franjiverdismo. Por las redes sociales corrió como la pólvora una convocatoria que citaba a la afición a las 16:30 horas y así fue, aunque ya había gente para entonces. La celebración tuvo como protagonista al presidente del Elche, José Sepulcre, que fue el centro de atención y terminó empapándose dentro de la fuente ante el delirio de la hinchada que se dio cita allí. Después del baño, el presidente de la entidad ilicitana se refugió en uno de los locales de la plaza y el grueso de la afición lo siguió para continuar con la fiesta.

Más tarde, los cánticos y gritos de ánimo hacia el equipo franjiverde se trasladaron a la corredera ya entrada la tarde, cuando la Glorieta ya estaba abarrotada de hinchas, que no dejaron la fiesta hasta cerca de las 21 horas. Mientras tanto, aunque el presidente sí que se dejó ver en la celebración, el Elche lanzó un comunicado en el que aseguraba que no realizará ningún tipo de celebración «por respeto a la competición y al resto de equipos», de manera que el Consejo de Administración, en consenso con la plantilla y cuerpo técnico y las Peñas, estimaron que las celebraciones por parte del club ilicitano se aplazan hasta que la clasificación legitime que el ascenso es matemático.

Compartir esta entrada: