El club espera cerrar los fichajes cuanto antes

Adrián Cedillo ¦ 29/12/12 17:53 @Adrcedillo

A falta de apenas 72 horas para la apertura del mercado invernal el Elche sigue trabajando para que Fran Escribá disponga de los refuerzos deseados lo antes posible, con la vista puesta en el primer enfrentamiento del año contra el Sabadell.

La maquinaria franjiverde lleva semanas moviendo ficha para realizar las contrataciones. La intención es cubrir todas las necesidades del técnico, que pasan por un central, un lateral zurdo, un extremo o mediapunta con desborde y un delantero.

En estos momentos hay posturas acercadas con varios futbolistas y la intención de la entidad es que se cierren los fichajes en los primeros diez o quince días del año, sin esperar a las prisas de última hora en los días que cierran el mes de enero. Entre esos nombres no se encuentra, de momento, el defensor colchonero Pulido, cuyo representante ofreció al jugador durante la mañana de ayer a los dirigentes del Elche, pero el club no realizará ningún movimiento hasta sopesar la idoneidad de la incorporación del jugador del Atlético de Madrid, cuyo perfil podría gustar a Fran Escribá. Otros que han sonado con fuerza en los últimos días son Ignasi Miquel (Arsenal) o Aarón Ñíguez (Almería), aunque la llegada de este último se complica por parte del club andaluz, que no parece dispuesto a desprenderse del ilicitano.

También habrá salidas

El capítulo de fichajes en enero no se centrará solo en las incorporaciones que se efectuarán en las próximas semanas. El club desea que la competitividad en la plantilla sea máxima, por ello se buscará una salida a los futbolistas que menos oportunidades han tenido a lo largo de las diecinueve jornadas disputadas hasta ahora.

En esta lista figuran únicamente dos nombres, Buitrago y Jaime Jornet. El panameño no sabe lo que es jugar en Segunda división, siendo el miembro de la plantilla con menos oportunidades, disputando únicamente la Copa del Rey y siendo su aportación en liga nula, al no entrar apenas en convocatorias. El caso de Jaime es diferente. El delantero comenzó la temporada ganándose un puesto en las convocatorias, disputando pocos minutos pero entrando en casi todas las listas de Escribá. Las lesiones de Powel y Linares le abrieron las puertas como suplente de Corominas, pero la recuperación de los otros dos arietes de la plantilla, sumada a la intención de reforzar todavía más la posición de goleador, hace que las opciones de Jaime queden todavía más reducidas.

La idea del club es buscar una salida en forma de cesión para ambos futbolistas a equipos de Segunda división B, donde puedan tener los minutos necesarios para seguir desarrollando su potencial.

Compartir esta entrada: