El fichaje de Pogba depende de LaLiga

Rc Sala de Juegos

Florentin Pogba ha convencido a Pacheta y Jorge Cordero para que refuerce al Elche en enero. El central guineano de 28 años se incorporó a prueba la semana pasada tras la lesión de Neyder y reúne las exigencias buscadas. “Es un jugador muy bueno. Me gusta. Es duro en el duelo, tiene experiencia y buen desplazamiento en largo. Tiene unas condiciones que nos van bien. Nos aportaría y supliría la baja de Neyder (también es zurdo). Lleva tiempo sin competir, pero tenemos los mecanismos para que trabaje y se vaya adaptando”, exponía el técnico franjiverde. Sin embargo, que su fichaje fructifique depende de un agente ajeno al jugador y el club: LaLiga.

El organismo dirigido por Javier Tebas debe hacer dos cosas: tasar el coste del jugador en una cantidad asumible para el Elche y aumentar su límite salarial, agotado con los refuerzos de Nacho Gil, Dani Calvo, Edgar Badia y Karim Azamoum. El incremento del margen presupuestario en el mercado invernal se realizó gracias a la aportación de 1’2 millones de euros de José Sepulcre en la segunda ampliación de capital de la entidad franjiverde.

La trayectoria de Florentin Pogba puede provocar que LaLiga valore al jugador por un caché superior al que el club ilicitano puede y está dispuesto a pagar. Su carrera se ha desarrollado en los últimos años en la Primera División francesa con el Saint-Étienne y la turca con el Gençlerbirliği, su último club hasta el pasado mes de mayo. Llegó a disputar la Europa League con el cuadro francés durante tres campañas, la última en la 2016/2017. Que lleve medio año libre puede suponer una ‘rebaja’ en los parámetros económicos.

La entidad franjiverde ya vivió un caso de este tipo con Nacho Gil en verano. Llegó a un acuerdo de cesión con el Valencia en los últimos días del mercado estival, pero la patronal del fútbol estimó que el coste del futbolista debía ser superior. El jugador ha tenido que esperar hasta enero para contar con ficha.

LaLiga también actuó con rigidez cuando el Reus trató de inscribir a Isaac Cuenca, dispuesto a jugar en el conjunto de su ciudad por el sueldo mínimo. Lo impidió porque consideraba que debía cobrar más por su trayectoria. “LaLiga se negó a inscribirme bajo el argumento de que mi caché, independientemente de lo que pactara con el club, estaba muy por encima de lo que se establecía en el contrato. Es decir, no se lo creían”, expuso el futbolista a través de una nota en sus redes sociales.

Necesidad de salidas

Independientemente de la tasación, el Elche debe convencer al organismo liderado por Javier Tebas para conseguir otro aumento del límite salarial. Tiene dos vías, que pueden darse a la vez: otra inyección económica externa, vía ampliación de capital, y que los descartes se marchen para liberar masa salarial. Redru, Chuca y Jony Ñíguez son los principales señalados para irse.

Diego García reveló el pasado lunes en una entrevista a Onda Ilicitana Radio 4G que la baja del lateral zurdo “podría cerrarse en un par de días”. Según Cadena SER Cantabria, el jugador cedido por el Betis está en el punto de mira del Racing de Santander. “Hay que descargar salarios. A partir de las salidas, veremos qué exigencias nos impone LaLiga”, indicó el presidente. Habrá conversaciones esta semana con la patronal para tratar todos los asuntos.

Foto: Elche CF

Compartir esta entrada: