FC Barcelona, rival amigo

Charly Sogorb | 08/05/2013 01:20 @CharlySogorb

El último encuentro contra el primer equipo del conjunto blaugrana fue en el trofeo Festa d’Elx en la época de Rijkaard.

El filial barcelonista visita el Martínez Valero el próximo viernes. Será una noche de gala en la que el Elche se enfrentará a jugadores que probablemente se encuentre la siguiente temporada si el club ilicitano consuma el ascenso y los jugadores culés confirman su proyección.

Durante la época dorada del Elche Club de Fútbol eran habituales los encuentros con el primer equipo de los azulgranas, en lugar del filial. El último encuentro entre ambos equipos fue un Elche – Barcelona en el Trofeo Festa d’Elx que ganó el equipo local en los penaltis a un Barcelona en construcción, dirigido por Rijkaard. Nada que ver con el primer Elche – Barcelona, ganado sin discusión y con brillo por el Elche en el primer partido en Altabix en Primera División, con César Rodríguez como gran estrella franjiverde.

César Rodríguez dirigía aquel Elche, y se convirtió en leyenda del club por su compromiso y esfuerzo. El leonés llevó al club desde Tercera hasta Primera y lo mantuvo en la máxima categoría ya como entrenador, aunque había llegado como goleador-entrenador. Antes había adquirido el carácter de leyenda del Barcelona y del fútbol español en Les Corts vistiendo la camiseta azulgrana mientras marcaba goles y levantaba títulos.

No fue el único que en esa época compartió colores. César abrió la era más brillante con el ascenso en la apertura de los años sesenta, y antes de cerrar la década el Elche se clasificó para la final de la Copa del Generalísimo. Uno de los goles que llevó a aquella final fue Juan Manuel Asensi, que hizo el segundo tanto en el desempate de la semifinal y fue titular en el Santiago Bernabéu unos días después. Debutó en 1967 con la zamarra franjiverde contra el Barcelona, dio tres años fantásticos en Altabix y tres años después se despidió con un gol que valía la permanencia precisamente contra el mismo Fútbol Club Barcelona; consiguió el 1-0 a falta de pocos minutos para el final. Después de ese partido partió hacia el Camp Nou, donde ganó títulos nacionales y europeos.

Cayetano Ré apenas pasó 3 años en Elche, pero dio para hacerse un hueco entre la Historia franjiverde. 28 goles en 3 temporadas sirvieron para mantener al Elche en Primera en los primeros años como novatos en la división de honor nacional. El paraguayo jugó con su selección el Mundial de Suecia 1958 junto a Juan Romero y en 1959 desembarcaba en el Elche, otro año más tarde llegaba Romero también. Si César llevó al club a Primera y Asensi llevó el club a una final, Ré colaboró activamente en la primera victoria fuera de casa contra Osasuna, dos goles ayudaron al 1-3. En 1962 partió hacia Barcelona, donde ganó una Copa del Generalísimo y una Copa de Ciudades en Feria.

En 1964, en pleno apogeo del Elche de oro irrumpió el joven Marcial Pina, asturiado criado en Elche. Marcial era un jugador de técnica depurada y pases exquisitos. Tras dos años en Elche, firmó con el Español -entonces aún con ñ-, y formó parte de la Delantera de los delfines, donde también figuraba Cayetano Ré, recién salido del Barcelona (el origen no se refería a los mamíferos, sino al título de delfín para los sucesores en Francia, ya que los Delfines serían sucesores de los Magníficos que brillaron en el Zaragoza). Cuando el Español bajó a Segunda y el Elche perdía su final de Copa, firmó con el Barcelona, donde luego se encontró con Asensi.

Por último hay que destacar dos casos curiosos, Ladislao Kubala y Tito Vilanova. El primero fue un jugador de leyenda y su atracción obligó a construir el Camp Nou, sin embargo, como entrenador de clubes no tuvo tanta repercusión -pese a ser también seleccionador español durante casi una década-. Uno de los clubes donde entrenó fue el Elche, donde llegó como sustituto de Mesones en la última campaña en Primera y no pudo evitar el descenso a Segunda.

Por su parte, Tito Vilanova fue el caso contrario: jugador más discreto y entrenador de élite junto a Guardiola y ahora en solitario. Llegó al Martínez Valero a finales de los años noventa, aún en Segunda B. En su primera temporada, procedente del Lleida, consiguió ser pieza clave en el Elche que regresó a la división de Plata que en las próximas semanas pretende abandonar. El ahora entrenador del Barcelona solo aguantó una temporada en Segunda A en Elche antes de retirarse en la Gramanet.

Compartir esta entrada: