Fayçal I de Francia

El mediapunta, nacido en Rouen, será el primer galo de la historia en vestir la camiseta del Elche en Primera División • Beranger, a las puertas el año pasado, le augura éxito.

Pese a que, junto a los puntos más norteños de África, los 700 kilómetros que separan a Elche del sur de Francia es la distancia más reducida entre la ciudad de las palmeras y un país extranjero, en ninguna de las 20 temporadas que el club ilicitano ha campeado por la Primera División un futbolista galo ha vestido la camiseta franjiverde.

El primero, salvo excéntrico cambio de idea en la dirección deportiva que decidió su contratación, será Fayçal Fajr. Nacido hace 25 años en Rouen, capital de la Alta Normandía, el mediapunta procedente del Caen estrenará la página con los colores bleu-blanc-rouge en los anales de la entidad del Martínez Valero y personificará un hito pretendido antes por otros siete compatriotas suyos: David Darmón, Philippe Toledo, Yoann Bouchard, Mathieu Pecastaing, Laurent De Palmas y, especialmente, Gregory Beranger.

“¡Me va a quitar el sitio!”, bromea entre risas Greg, uno de los miembros de la plantilla del ascenso del año pasado forzado a anticipar su retirada por una grave lesión de rodilla que le impidió llegar a la máxima categoría con el Elche -aunque sí la saboreó en la 2007/08 con el Espanyol-. “No había visto antes a Fayçal, pero tras anunciarse su fichaje he comprobado que es un gran tirador de faltas y un mediapunta con buen tiro de media distancia al que le gusta caer a banda. Tiene muy buena pinta y le dará otras soluciones al equipo”, opina el veterano zurdo. “El nuevo proyecto del Elche es ilusionante”, agrega dando valor al aperturismo de Víctor Orta y su séquito hacia alejadas latitudes: “Salvo para los grandes, es difícil atraer futbolistas nacionales para el resto, y manejar bien otros mercados es importante porque hay muy pocos jugadores de otras ligas que no quieren jugar en la española”, destaca un Beranger ya prácticamente sanado de su mala pata. Ahora se ha reconvertido y su profesión ha cambiado hacia los banquillos. Concretamente, el del Elche juvenil militante en División de Honor al lado del técnico principal, Ramón Villagordo, mientras completa el tercer nivel, el nacional, del curso de entrenador. “Seguiré aprendiendo y acumulando experiencia”, señala.

Sangre marroquí

Por descendencia, Fayçal siente como suyo Marruecos y, de hecho, posee la nacionalidad. Tanto es así, que en el ascenso del Caen a Ligue 1 exhibió la bandera de la patria norteafricana y en su presentación como jugador del Elche tuvo a bien fotografiarse con aficionados de la comunidad marroquí afincada en la ciudad. Incluso a uno de ellos le regaló su casaca.

Pero en este caso, Fajr no repite como pionero. El delantero Ángel Cebrián Ortíz, natural de Al Cazalquivir (Marruecos), aunque con pasaporte español, disputó tres encuentros en Primera División durante la temporada 1962/63, en plena época dorada de los ilicitanos, con Juan Ramón, primero, y Otto Bumbel, después, como entrenadores. Otro marroquí como Mohamed El Yaagoubi Youbi, más conocido como Moha, también fue franjiverde en la 2000/01 y rozó la gesta siendo pieza clave en los planes de Julián Rubio con un equipo que finalizó el campeonato en quinta posición.

Compartir esta entrada: