Excesivos problemas a balón parado

Pacheta reconoció tras la derrota del Elche ante el Granada (2-1) una gran preocupación también presente en el entorno. La reciente debilidad del equipo ilicitano en las jugadas a balón parado. “Me llevo la sensación de que estamos sufriendo en exceso en esas acciones. Debemos ajustar mejor. Somos grandes y fuertes. Me voy enfadado porque somos mejores en esas situaciones y nos han ganado con dos acciones a balón parado”, lamentaba en rueda de prensa.

Lo cierto es que esta endeblez franjiverde el pasado lunes no fue un caso aislado en el campo del líder, sino una tendencia aparecida en semanas anteriores. Los datos así lo muestran: cinco de los seis últimos goles encajados han llegado en jugadas originadas en faltas o córners. Y que han costado puntos que pueden ser vitales al final del campeonato.

Este mal comenzó frente al Almería (2-2), en la última cita de 2018. Los dos tantos indálicos llegaron en libres directos. Primero, un lanzamiento frontal de Álvaro que se coló por el palo de Francis. Segundo, un chut lateral de Juan Carlos Real directo al segundo palo. El portero nigeriano pudo hacer algo más en ambos goles. Antes, en dos acciones de estrategia, el Almería mandó un balón al larguero y le anularon un gol por fuera de juego. Mérito visitante y demérito local.

“Sabíamos que eran poderosos en esta faceta porque hacen goles. Tiene un central con dos goles, un delantero que lo gana todo y la ponen bien. Si están bien y tú no estás excesivamente fino, te toca sufrir. Los dos goles de falta espero que tengan solución. En el remate al larguero, el jugador estaba marcado”, exponía Pacheta.

Tras el parón, el Elche cayó ante el Tenerife (2-1) por un gol de córner. Luis Milla la puso al primer palo, Jorge Sáenz cabeceó tras anticiparse a la marca y Francis se quedó a media salida. En una mala segunda mitad de los ilicitanos, el cuadro chicharrero ya había mandado dos balones al palo y el tanto se veía venir tarde o temprano. Una semana después, en la victoria frente al Nàstic de Tarragona (1-0), ya sin el lesionado Neyder, mantuvo la portería a cero y el rival no creó peligro a balón parado.

Y el pasado lunes frente al Granada (2-1), con la baja de Juan Cruz, los dos goles recibidos se originaron en la estrategia. Firmados por el mismo protagonista, Montoro. En el 1-0, de córner, cabeceó libre de marca en una llegada desde atrás. En el 2-0, tras el rechazo de una falta lateral, Vadillo centró en la línea de fondo, Gonzalo Verdú no acertó en el despeje y Montoro empujó la pelota a la red en el área pequeña.

Del 18% al 32%

Tener bien trabajadas las acciones a balón parado resulta fundamental en una categoría tan igualada como la Segunda División. Tanto en ataque como en defensa. En esta última faceta, con las estadísticas en la mano, el Elche cumplía hasta que apareció la presente tónica. En las 18 primeras jornadas ligueras, cuatro de los 22 goles encajados se produjeron en acciones originadas en córners o faltas. Contra Osasuna (1-1), de falta lateral, Lugo (2-1), de falta frontal sacada rápido en corto, Deportivo (4-0), de córner al primer palo, y Alcorcón (1-0), de falta lateral en el último minuto. Representaban el 18% en el casillero.

Ahora, tras 22 jornadas celebradas, el equipo ilicitano ha recibido nueve de sus 28 goles en contra en la estrategia. El porcentaje se ha incrementado del 18% al 32%. Manuel Sánchez y Dani Calvo han hecho autocrítica por esta reciente debilidad en rueda de prensa.

“Son situaciones. Un día por una marca, otra por una jugada ensayada del rival…por mucho que la entrenes…no sabría dar una explicación. Debemos intentar hacernos más fuertes. Si vemos que de la manera que marcamos no está saliendo como esperamos, intentaremos otra manera de hacerlo”, indicó el cordobés. “Estamos trabajando para corregirlo. Nos ha penalizado bastante a lo largo de la temporada. Cada uno debe ver los errores que cometemos. Centrarnos más con nuestras marcas en las jugadas”, expuso el oscense.

Pacheta y sus muchachos deben atajar esta ‘sangría’ cuanto antes. Sobre todo, ahora que llega un tramo en el que se miden a varios rivales directos y los puntos cobran más importancia. A buen seguro que han incidido en ello en la preparación del próximo partido frente al Numancia (sábado, 18:00 horas).

Foto: LaLiga

Compartir esta entrada: