Este Elche no cree en gafes

Adrián Cedillo ¦ 01/09/12 20:17 @adrcedillo

Diez minutos duró el pesimismo de aquellos que creen en maleficios y en rivales gafe. Es el tiempo Jordi Xumetra tardó en demostrar que este Elche está hecho de otra pasta, que sabe a lo que juega, y sobre todo, que tiene una pegada increíble.

El partido transcurrió con el guión establecido. Las Palmas, que tenía en el Martínez Valero uno de sus estadios talismán, jugaba el balón en el centro del campo. Mientras, los franjiverdes, con las ideas claras y el rival bien estudiado, provocaban que la mayor posesión del cuero por parte canaria fuera inoperativa. Prueba de ello fue el tanto de Xumetra, que suma tres goles en tres partidos y se sitúa al frente de la lista de goleadores de segunda. El extremo arrancó con una jugada personal marca de la casa, tuvo cierta fortuna con un rebote y no falló ante la salida de Barbosa. Uno a cero y a jugar tranquilos con el marcador a favor.

El golpe sentó bien al Elche, comprobando que el planteamiento de Fran Escribá era perfecto para el partido. Los primeros cuarenta y cinco minutos pasaron sin pena ni gloria. Apenas un par de contras ilicitanas que podrían haber roto el partido de forma definitiva. Las Palmas, a pesar de su posesión, seguía sin conocer de cerca la portería defendida por Manu Herrera.

El segundo tiempo tampoco cambió el guión. Tanto es así, que volvió a comenzar con un golpe sobre la mesa del Elche. A falta de balón, Escribá sacó a relucir su libreta y de nuevo volvió a hacer con fortuna. A balón parado llegaría la sentencia del encuentro. Una falta sacada desde el perfil derecho es rematada en el segundo palo por Fidel, que se encontraba libre de marca en claro error defensivo.

Con la cómoda renta espabiló Las Palmas, el conjunto amarillo apretó más aunque sin crear apenas peligro en la meta local. Fruto de esa mayor presión obtuvo la recompensa del gol. Castellano anotaba de cabeza el tanto que daba esperanza a la Unión Deportiva a portería vacía, después de una salida en falso de Manu.

Pero no se le podía escapar este partido al Elche, a este Elche no, y tuvo que ser de nuevo gracias a la estrategia. Después de varios avisos, un saque de esquina, de nuevo desde la derecha, era rematado por Etxeita, que entró como un avión desde atrás para sentenciar el partido.

La sentencia sacó los nervios en los visitantes, que se dedicaron los últimos quince minutos hacer faltas que provocaron un carrusel de tarjetas. Mientras, el público franjiverde disfrutada de la tercera victoria de su equipo entre “oles”. Un nueve de nueve que supone mantener el liderato en un arranque de temporada de ensueño.

Compartir esta entrada: