Escribá quiere un jugón

El perfil de hombre de banda que pretende el cuerpo técnico franjiverde como segunda prioridad es más combinativo y con gol que profundo y centrador.

Al Elche se le echa el tiempo encima para incorporar refuerzos. A menos de una semana del cierre del mercado invernal de fichajes, la comisión deportiva franjiverde continúa centrando sus esfuerzos en la llegada de un delantero centro, la principal preferencia de Fran Escribá, sin olvidar el resto de carencias.

En el Martínez Valero también se busca apuntalar la segunda línea del ataque con un mediapunta acostumbrado a actuar en banda. Sobre todo para la derecha, donde el preparador valenciano utiliza como parche a Carles Gil y el único jugador específico en esa posición, Stevanovic, saldrá en este mes de enero. Incluso Coro ha sido recolocado a esa demarcación. Para tapar ese hueco, independientemente de su pierna buena, el perfil de futbolista que desea el cuerpo técnico del conjunto ilicitano debe reunir un plus técnico. Se asume que no existe en la plantilla un ariete rematador y, por lo tanto, no se considera necesario un centrador puro y sí alguien que contribuya con pegada y aporte imaginación y último pase. Con ese fin se aceptó la imposición de Stevanovic desde Sevilla en la doble cesión junto a Manu del Moral.

El nueve

Más allá de los descartados Isaac Cuenca y Manquillo, no han trascendido nombres en una posición que, aunque apremia cubrir, esperará su turno por detrás del ‘killer’. La opción de Nelson Haedo Valdez sigue activada y el atacante paraguayo conoce desde hace días hasta dónde está dispuesto a llegar el club ilicitano. Sin embargo, se resiste a aceptar la propuesta y los flecos que quedan por acordar podrían acabar rompiendo la negociación.

Compartir esta entrada: