«Hay que golpear desde el inicio porque les puede crear ansiedad»

Fran Escribá buscará la primera victoria ante Osasuna en un partido que prevé «muy complicado, de mucha entrega y con una afición que se nota».

Escribá es consciente de que al Elche le espera un pequeño infierno en El Sadar. Los navarros llegan con aún más necesidad de puntos que los ilicitanos y el técnico franjiverde espera que, por lo menos en intensidad, los locales se lo tomen como una final que también se sentirá en las gradas. “Va a ser un partido muy complicado. Es un grupo de mucha entrega y la afición se nota y les va a apoyar desde el inicio. Entrarán muy fuertes al partido y les espero agresivos y presionantes, no esperando un cierto tanteo y nosotros tenemos que igualarles. Tenemos que golpear desde el principio, queremos imponer nuestro ritmo porque todo lo que sea que el partido avance por un resultado bueno para nosotros puede generarles ansiedad”, ha adelantado el valenciano en referencia al planteamiento que dispondrá.

El entrenador del conjunto ilicitano señala aún más hándicaps para el duelo de Pamplona: el “poco tiempo de descanso” que ha tenido la plantilla y el cambio de entrenador tras la destitución de Mendilibar y la llegada de Gracia: “Es una dificultad. Llevamos siempre el trabajo por adelantado y habíamos trabajado con Mendi, así que sólo hemos podido hacerlo en base al encuentro ante el Getafe. Gracia siempre intenta que sus equipos jueguen al futbol y en el balón parado van a cambiar la defensa en zona”, ha explicado Escribá.

Por otro lado, el desgaste que producirá en las piernas de los futbolistas la acumulación de cuatro partidos en dos semanas lleva a pensar al preparador introducir rotaciones: “Hay un grupo parejo y eso permite jugar esa baza, aunque sólo pienso en el partido de Osasuna. No haré nada pensando en otros partidos, ni en el Madrid ni el Celta. Sacaré siempre a los que crea mejores para ganar”, ha sentenciado.

La posición de Carles

Escribá se expone cada semana a un rompecabezas en la zona de ataque y ha reconocido que la ubicación en el puzzle de Carles Gil le hace estrujarse el coco. En las cuatro jornadas de competición disputadas hasta la fecha, el joven mediapunta cedido por el Valencia ha partido desde la banda derecha, pese que su demarcación natural es la de enlace: “Le doy vueltas. Uno intenta poner a los mejores, pero a veces se solapan. Carles rinde mejor de enganche, pero no es un llegador. No aporta muchos goles y la sensación así es que sólo juegas con un delantero. Le falta eso, exigirse más goles”, ha apuntado el entrenador.

Compartir esta entrada: