Escribá moverá piezas en su once

El técnico franjiverde recupera a Damián Suárez y Carlos Sánchez tras su sanción, tendrá en duda a Carles Gil y podría perder a Aarón Ñíguez y Sapunaru.

El sábado a partir de las 22:00, el Elche de Fran Escribá tendrá que afrontar la quinta final ante otro de los teóricos rivales directos en la pugna por la permanencia. Para el trascendetal choque ante el equipo comandado por Luis Enrique, el cuadro franjiverde verá cómo varias de las piezas del último once confeccionado para la batalla en la capital de España serán movidas o reemplazadas por otras. La opción del trivote empleada ante el Real Madrid dejará paso al sistema de gala que los ilicitanos emplean en su feudo, lo que conllevará a cambios obligados en el equipo titular que se plasmará ante el Celta de Vigo.

Con Edu Albacar y Cisma hay una gran interrogante. Ambos volverán a luchar en igualdad de condiciones para hacerse con un puesto en el lateral zurdo. El primero había sido reemplazado en los dos encuentros previos al partido frente a los blancos pero volvió el sábado en una de las plazas más complicadas y saldó su participación con buena nota, lo que le puede devolver a la titularidad en su posición natural. Cisma, por su parte, tuvo un papel mucho más complicado al actuar a pierna cambiada en el carril diestro y su buena actuación puede que le haga retener puesto y relegar a la banca a uno de los tres capitanes.

Con la duda del lateral zurdo, el diestro parece más simple, ya que una vez Damián Suárez ha cumplido su partido de sanción, todo hace indicar que volverá al once titular. Su compañero de puesto, Christian Sapunaru, ha arrastrado molestias musculares las últimas dos semanas y eso le conlleva a estar más fuera que dentro en estos momentos. Rivera y Carlos ‘La Roca’ Sánchez serán sacrificados con la vuelta del doble pivote en la medular, ya que Rubén Pérez y Márquez serán los escogidos. Mientras tanto, en la delantera también habrán movimientos. Cristian Herrera puede volver a coger galones en la lanza de ataque en detrimento de Manu del Moral, cuyo hueco estaría en la banda.

En una situación parecida a la de Sapunaru se encuentra el extremo ilicitano Aarón Ñíguez, que esta misma semana, en una comparecencia de prensa, se autodescartaba para el partido. Sus problemas con el nervio aciático no han mejorado y los dolores que tiene le impiden estar en la plenitud de sus facultades. También será duda Carles Gil, que ayer no se entrenó al mismo ritmo que sus compañeros y pese a que desde el cuerpo médico son más optimistas con el mediapunta los dos entrenamientos previos a la cita le dictaminarán si está o no.

Compartir esta entrada: