“La corriente de alegría convence más que el dinero para fichar”

Pedro Ortuño | 12/07/2013 12:21 @pedroortuno

En su primera rueda de prensa del curso 2013-2014, el entrenador del Elche, Fran Escribá, ha expresado con nitidez y sinceridad las dos caras de la opinión que le merece la planificación deportiva que está llevando a cabo el club.

Para el técnico, a día de hoy la comisión encargada de reforzar su plantilla está actuando “a la velocidad adecuada” y asegura que no le preocupa que aún falten posiciones claves por cerrar: “La información que tengo es que están trabajando por hacer buenas incorporaciones. Aún faltan 4 ó 5 jugadores. Se manejan buenas opciones y los refuerzos me satisfacen“, ha dicho antes de puntualizar que “se ha podido hacer mejor” señalando el tiempo de antelación con que el conjunto franjiverde logró el objetivo del ascenso a Primera División y contaba con ventaja sobre otras entidades que ahora compiten por los mismos nombres: “Había un mes de plazo y la sensación es que se podían haber adelantado cosas“.

Escribá también ha vuelto a explicar su función a la hora de decidir las incorporaciones. “El que ficha es el club. Mi postura la sabe el club desde antes que empezara la temporada. Nunca propuse nombres, sugerí posiciones y conceptos de jugadores, igual que el año pasado. Me dicen si me gustan Coro, Rivera o Damián, digo que me encantan y la comisión deportiva hace por ficharlos”. Sin embargo, con el salto a Primera, la calidad de los futbolistas pretendidos aumenta y, con ella, las cantidades a pagar. En este sentido, el preparador valenciano reconoce los límites económicos que tiene el Elche pero recuerda una serie de elementos intangibles que, para el entrenador del cuadro ilicitano, pueden ser clave en las negociaciones: “La corriente de alegría que se vive en la ciudad arrastrará jugadores. Para muchos, el número de socios y el ambiente de fútbol son más importantes que más dinero y gradas vacías“, ha declarado.

Faltan delanteros y no sobran porteros

La ya oficializada llegada del meta Toño Martínez a la entidad ilicitana no provocará, a priori, variaciones en el resto de porteros de la plantilla. Así lo ha manifestado Fran Escribá, que cuenta tanto con Manu Herrera como con Diego Rivas: “No está planteada la salida de ningún portero”. Por contra, lo que sí entra en los planes del míster es la compra de dinamita para el ataque: “Es evidente que nos faltan delanteros. Coro y Manu [Del Moral] no lo son”, ha dicho al tiempo que ha evitado huir una decisión que es vox populi: el descarte del único ariete puro que ahora mismo hay en el plantel franjiverde, Berry Powel.

Compartir esta entrada: