“Confío plenamente en este equipo”

banner-interior-publi-noticias-Xtep

Alberto Rivera está viviendo una nueva etapa de su vida después de «colgar las botas». El excentrocampista del Elche, a sus 36 años, se ha alejado de los terrenos de juego pese a tener varias ofertas. El que fue uno de los alma máter del ascenso del conjunto dirigido por Fran Escribá confía en que sus excompañeros sacarán la situación adelante y podrán salir de los puestos de descenso, y no cree que fichar sea la solución.

¿Qué tal su vida apartada del fútbol?

Bien, aquí en el pueblo (Puertollano) disfrutando de la familia y de los amigos. Dedicado plenamente a la familia y sobre todo a los niños.

¿Le gustaría ser entrenador o seguir vinculado al mundo del fútbol?

No me lo he planteado de momento. Este año ha sido complicado y ahora nos hemos venido al pueblo a desconectar de este año y ya veremos que planteamos para un futuro. Han sido muchos años fuera de casa y ahora estoy disfrutando del momento.

¿Por qué decidió colgar las botas si manejaba varias ofertas?

Por motivos personales. Los niños querían venirse al pueblo. Lo que tenía claro era que no me iba a ir yo y dejarlos a ellos aquí. Los niños, con los pequeños que son, ya han estado en tres o cuatro sitios. Al final valoramos y decidimos que la carrera ya había sido lo suficientemente larga como para poder ahora disfrutar de la familia y pensar más en ellos.

¿Se marchó con resignación del Elche?

Las formas no las esperaba, pero con resignación no porque sé lo que es el fútbol. El fútbol no tiene memoria, no tiene agradecimiento prácticamente. Han sido dos años magníficos en Elche, siento el cariño de toda la gente.

¿Qué le dijeron? ¿En ningún momento se plantearon su continuidad?

No lo sé, no lo hablaron nunca conmigo al respecto. Son cosas que pasan en el fútbol, nuca le doy vueltas a nada. Las etapas se acaban por unas circunstancias o por otras, toca pasar página y hacerlo lo mejor posible donde vaya. En este caso no ha habido otro equipo porque así lo he decidido. No guardo rencor a nadie.

Vistos los problemas económicos por los que atraviesa el Elche y su imposibilidad de fichar ¿Cree que se precipitaron con usted al no ofrecerle renovar?

No, esa decisión la tomó la directiva y el cuerpo técnico. Lo que pasa es que los resultados mandan. Ahora si hubiesen ganado tres partidos más y estuviesen en mitad de la tabla, dirían que es que estaba muy mayor y que había que cambiar. Dado los resultados se echa de menas a la gente que ya no está.

Tal y como ha quedado la plantilla de corta da la sensación de que hubiese tenido minutos en esta temporada…

Como cualquier otro compañero que se hubiese quedado. De los que nos hemos ido como Sergio (Mantecón), Sapunaru, Fidel… hubiésemos tenido minutos.

La afición le echa de menos y más en un año complicado como este ¿Sigue notando el cariño?

Sí, tengo amigos y hace poco estuve allí. Es recíproco, mi familia y yo hemos pasado dos años magníficos en Elche. Lo único que puedo habar de Elche es todo bueno.

¿Qué balance hace de su paso por Elche?

Muy bueno. En el primer año ascendimos y con uno de los mejores números en la primera vuelta en la historia de la Segunda División. En la segunda temporada tuve otro rol. Un rol diferente, un rol de jugar menos, apoyar más desde fuera, pero también contento porque sin tener esa continuidad que tuve en el año anterior cada vez que tuve que echar una mano salió bien. Encima conseguimos la permanencia. Son dos años inolvidables.

¿Cómo está viendo al Elche?

Cuando te metes ahí abajo es todo muy complicado, mucho más difícil de lo que parece. Es momento de tener calma más que nunca. Es una situación difícil, cuando las cosas pueden salir mal, estando ahí abajo salen peor. Fallos que en otras circunstancias pasan desapercibidos, en esta ocasión son goles y puntos. En esa situación tiene que vivir el equipo con mucha tranquilidad, aunque no sea fácil la situación, pero es la única manera.

¿Qué claves debe de seguir el Elche para salir de esta dinámica negativa?

Lo más importante es tener unión entre jugadores. Lo fundamental es el equipo y a partir de ahí empiezan las individualidades. Cuando los equipos están abajo, el vestuario que más unido está es el que al final saca los resultados.

¿Fichar sería la solución?

No lo creo, al final si miras una temporada los entrenadores, quitando casos puntuales, juegan con quince, dieciséis o dieciocho jugadores. Si tienes veinte, también tienes un filial. No creo que sea corta. Igual hay jugadores que no tienen competencia… para eso están los filiales. No creo en las plantillas cortas, si no en la confianza que se le dan a los jugadores. Con plantillas cortas se han hecho grandes temporadas, el Atlético de Madrid con dieciséis o dieciocho mira donde está.

¿Ve capacitado a los jugadores y cuerpo técnico para sacar esto adelante?

He jugado con muchos de ellos y confío plenamente en este equipo.

¿Entendería que cesaran a Fran Escribá si no llegaran mejores resultados a corto plazo?

No me sorprende que pueda ocurrir. El mundo de los entrenadores es así, cuando ganas y el equipo juega bien son todo alabanzas; y cuando pierdes tres partidos y las cosas no salen el primero que sale del equipo es el entrenador.

¿Sigue en contacto con la plantilla?

Sí, claro. Estuve hace un mes con siete u ocho comiendo con ellos, prácticamente con casi todos. Con Pelegrín, Edu, Coro, Lombán…

Unas palabras para la afición

Que en la medida de lo posible apoyen al equipo. Hay que sacar esto adelante, realmente son buenos jugadores, pero a veces las circunstancias hace que no rindan todo lo bien que uno quisiera. Tienen que confiar  porque son los que tiene que sacar esto adelante, y es mucho más fácil apoyando al equipo que estando en contra.

Compartir esta entrada: