Nino: «Tengo marcado el partido de vuelta; quiero llegar sí o sí»

La lesión de rodilla del célebre exdelantero franjiverde cumple dos meses en la semana de la visita ilicitana a su actual equipo, Osasuna.

Si alguien conoce el valor del ascenso a Primera División del Elche, ese es Juan Francisco Martínez Modesto (Vera, 1980). De gatillo fácil dentro del área y corazón guerrero, Nino abanderó en vano los continuos intentos del equipo franjiverde por ser alguien en el fútbol español durante ocho temporadas –263 partidos y 87 goles-. Para la ciudad ilicitana es uno de los grandes; uno de los suyos. Cumplió con el tópico: sangre y sudor con la pelota en juego, y lágrimas en su despedida. Consumido su empeño de rascar sin premio, probó mejor suerte, sin encontrarla del todo, en Levante y Tenerife. Ahora vive en Pamplona contratado por Osasuna, donde una rotura de ligamentos -su primera lesión grave en quince años de carrera- le ha obligado a parar. A él le sabe a rayos no poder enfrentarse al Elche, pero sus ex respiran aliviados: el de Vera ya ha sido enemigo en siete ocasiones y les ha disparado tres veces con su habitual puntería.

Pregunta: ¿Cómo va la rodilla?

Respuesta: Estoy trabajando duro para regresar lo antes posible. Es muy raro para mí porque como máximo había tenido alguna lesión de un mes o mes y medio de duración. Por suerte no me ha tocado sufrirla hasta ahora. Quiero que llegue diciembre para volver a estar al cien por cien y que me sigan yendo bien las cosas en el fútbol.

Con lo que ha luchado Nino por ello, por fin ha llegado el Elche a Primera. Una lástima que vaya a ver desde la grada su visita a El Sadar.

Pues sí. Siempre que juego contra el Elche es un partido especial porque es mi casa y he vestido esa camiseta mucho tiempo. Son partidos en los que gusta estar, pero toca verlo desde fuera y espero que gane Osasuna.

El que no se perderá será el de la vuelta en el Martínez Valero. ¿Rebuscó en el calendario?

Sí, lo tengo marcado. Pensé en los plazos de la lesión y le dije al recuperador que para esa fecha tenía que estar sí o sí. Espero llegar porque sería un partido muy bonito con Elche y Osasuna en Primera. Aún queda mucho y me tengo que centrar en que la rodilla vaya bien.

Aunque le han cambiado el estadio y quizá no lo reconozca. ¿Ha podido verlo?

Aún no lo he visto pero familiares y amigos me han dicho que ha quedado espectacular. Es lo que se merecía la afición y la ciudad después de tanto tiempo: un equipo y un estadio de Primera.

¿Cómo está viendo al equipo ilicitano en su retorno a la élite?

Está compitiendo bien. Hay un salto importante de Segunda a Primera que no es fácil, pero han hecho un buen equipo. Aunque la mayoría de los jugadores son de máxima categoría el peso del cambio siempre está ahí y hay que adaptarse. Pelearán por la permanencia como nosotros.

El del viernes será un duelo de necesitados. ¿Está Osasuna tan mal como dicen los números?

La realidad es que estamos últimos con cuatro partidos perdidos. Ante el Elche puede ser un punto de inflexión por poder lograr el primer triunfo ante un rival que va a ser de tu misma liga. Estamos mentalizándonos para eso.

En esas cuatro jornadas, los rojillos han marcado dos goles y el Elche sólo uno más. Qué bien vendría usted a ambos equipos…

A todos en la zona baja lo que más les falta siempre es el gol. Es un síntoma importante, pero creo que ambos equipos tienen buenos jugadores para marcar goles y por parte de Osasuna espero que sea a partir de esta próxima jornada.

¿Hubo opciones de fichar este verano por el Elche?

No. Encima de la mesa no hubo nada real. Sólo fueron rumores.

En junio de 2014 acaba contrato en Pamplona. ¿Piensa en una retirada de franjiverde?

Ahora mismo sólo pienso en dejar mi rodilla bien otra vez, volver a sentirme futbolista y que el equipo se salve. La temporada que viene Dios dirá dónde estoy.

FOTOGRAFÍA: Osasunista.net ©
Compartir esta entrada: