Miguel Ángel Garrido, el recambio perdido de Damián Suárez

El rol de Miguel Ángel Garrido en el Elche podría haber cambiado drásticamente si su salida del equipo no hubiera sido tan temprana. ‘Cifu’, como ahora le conocen en Girona, era el recambio natural para un lateral derecho que se ha quedado cojo tras la salida de Sapunaru y la no contratación de un recambio. Reconoce tener “envidia sana” de sus compañeros del Ilicitano que sí se han quedado en el primer equipo y tiene como objetivo hacer una buena campaña para el curso que viene ser uno más en el equipo de Fran Escribá. Este domingo, el lateral también estará muy pendiente del histórico derbi entre sus excompañeros y el Hércules.

Ha sido titular estas tres jornadas y la prensa catalana habla muy bien de usted, parece que ha cuajado bien por Girona…

Estoy contento aquí porque las cosas están saliendo bien, estoy contando con minutos y tengo la confianza del entrenador. Mejor arranque que este no podíamos tener, estamos trabajando bien y hay que aprovechar la dinámica para seguir agrandando los puntos.

¿Nota el cambio de categoría?

Se nota un salto de calidad y de ritmo. De momento me estoy adaptando bien a la dinámica del grupo y de la categoría. Me está yendo bien.

¿Por qué ahora le llaman Cifu?

(Risas) La verdad es que es más tema de la prensa porque en la camiseta pone Cifuentes, pero en el equipo, salvo algún compañero, no me llaman así.

¿Cómo ha visto desde la distancia todo el lío de las fichas y el impedimento a la hora de fichar del primer equipo?

Cuando estuve allí no había problemas de fichas y de eso no vi nada en la primera semana que estuve antes de venir para Girona.

¿Cree que se le ha quedado al Elche una plantilla muy justa?

Creo que el Elche ha intentando firmar algún jugador más pero al final no ha podido ser. Sí es algo corta pero siempre cuenta con la ayuda del filial que hay jugadores interesantes que podrían tener minutos para ayudar al primer equipo. Hubiera venido bien algún fichaje para reforzar pero son los que están y lo harán bien.

¿Viendo que en el lateral derecho solo está Damián considera que su salida del equipo en verano fue prematura?

La idea era que este año si no pudiera estar en el primer equipo me fuera cedido a un Segunda para continuar con mi formación y se vio que la mejor opción era que saliera pronto para adaptarme lo antes posible al equipo. En principio las plazas del lateral derecho estaban cubiertas con Damián y Sapunaru, que no iba a salir pero al final sí lo hizo y es una mala noticia para el Elche no poder reforzarse a tiempo.

¿Qué sensación le deja ver que podría formar parte de la primera plantilla junto con otros compañeros del filial como Álvaro o José Ángel?

Siempre tienes alegría por tus compañeros que sí están ahí. Es una envidia sana pero yo estoy contento y a gusto aquí en Girona. Tanto el club como la afición me tratan muy bien. No hay que arrepentirse de las decisiones que se toman y no mirar para atrás. Intentaré hacer un buen año para estar allí en el Elche el próximo curso o donde toque.

Estará muy pendiente del Hércules-Ilicitano de este domingo…

Es un partido histórico y es importante para los dos clubes. El Hércules tiene una presión añadida por enfrentarse a un filial. Espero que sea un partido limpio y que se respeten ambas aficiones. Espero que gane el Elche.

¿Cómo cree que afrontan este partido sus excompañeros?

Para ellos es un partido importante porque es un derbi y el Hércules es un club importante y eso es una motivación. Estarán con muchas ganas y la afición estará empujando para que hagan un buen papel y le metan intensidad. Lo dejarán todo en el campo.

¿Le impresiona que se esperen cerca de 30 autobuses de aficionados del Elche en el Rico Pérez?

Es muy bueno que la afición esté también con el filial, es importante para el Ilicitano. Si estuviera ahí me sentiría orgulloso de la afición. Se nota ese empuje.

Compartir esta entrada: