“El ‘pachetismo’ está uniendo muchísimo a todos”

Rc Sala de Juegos

Manuel Sánchez López (13/09/1988) disfruta en el Elche de haberse ganado un sitio en el fútbol profesional tras tanta pelea en el ‘barro’ y superar momentos muy difíciles. El pivote cordobés reconoce que se planteó la retirada cuando sufrió meses de impagos en varios clubes, pero da gracias a que aguantó para gozar de la Segunda División “como si tuviera 20 años”. Pieza fundamental para Pacheta, destaca que el técnico burgalés “es capaz de unir muchísimo a todos en una institución tan grande” como el club franjiverde, donde ha hallado estabilidad. “Voy a trabajar para mantenerme en esta línea lo máximo posible”, indica.

¿Cómo está el equipo después del duro varapalo en Alcorcón (1-0)?

Sabíamos que era un campo complicado. El Alcorcón está a un nivel muy bueno, poniéndose líder. Vimos un partido de Segunda. El Alcorcón hizo un buen partido, pero nosotros estábamos bien colocados y haciendo un buen trabajo, sufriendo cuando tocaba. Teníamos un punto hasta el último segundo. Es una pena.

¿Puede ser que el equipo apostara por un planteamiento más conservador que en las anteriores salidas?

No lo veo así. El míster creyó conveniente decidir por unos jugadores y vamos con él a muerte. Desde que vino, nos ha transmitido esa forma de ver los partidos y lo entendimos de buena manera. En ningún momento fuimos conservadores. Quisimos los tres puntos y pudimos sacar uno, pero no pudo ser. Hay que aprender de los errores y pensar en el Albacete.

¿Por qué se ve una notoria diferencia del juego del equipo en casa y a domicilio?

Planteamos los partidos de la misma manera, para dar el cien por cien y ganar. Pero no estamos teniendo fortuna. Igual que el Alcorcón nos marca en el último minuto, nosotros podríamos haber marcado el 0-1 en cualquier jugada aislada. Esto es fútbol. Cuando juegas con tu gente, parece que tienes ese plus. Debemos mejorar en eso si queremos cumplir el objetivo.

¿Preocupa la Sorydependencia?

Para nada. Me alegro mucho de que esté yendo a la selección y la clasificación para la Copa de África. Tenemos a Benja, que es un jugador top. Y qué decir que Nino. Confiamos en lo que tenemos.

“En ningún momento fuimos conservadores en Alcorcón. Quisimos los tres puntos y pudimos sacar uno. No estamos teniendo fortuna a domicilio”

Y el domingo, el Albacete, otro equipo de la parte alta, ¿qué partido esperas?

Vamos a salir a darlo todo para ganar. Se verá un partido bonito. Todos los equipos de Segunda son buenos. Saldremos a morder e imponer nuestro juego para llevarnos los tres puntos y superar este pequeño bache.

¿Qué valoración haces del primer tercio de Liga?

No ha sido malo. Todo lo contrario. Es un periodo de adaptación, con gente que está cogiendo poco a poco la Segunda. Se adquieren mecanismos y maneras de jugar.

Echando la vista hacia atrás, ¿cómo viviste aquella situación de estar sin inscribir por el límite salarial?

No me lo tomé a mal en ningún momento. Si no me habían inscrito, es porque no habían podido. Todos me apoyaron: Jorge Cordero, Diego García, el míster, la plantilla…no pongo ninguna pega. Son cosas que pasan. La mayoría de los clubes han tenido problemas con el límite salarial. Antes de que le pasara a otro compañero, no me importaba que me pasara a mí. Me considero fuerte y lo podía llevar bien, con la confianza que tengo en el club y los compañeros. Fue bastante ‘fácil’ llevarlo.

Y nada más estar a disposición de Pacheta, te has convertido en titular indiscutible. ¿Sientes una satisfacción mayor por estar por delante de Xavi Torres, considerado fichaje ‘estrella’?

No considero que haya una partida entre Xavi Torres y yo. Somos compañeros y lo importante es el Elche. Todos somos importantes para aportar nuestro granito de arena. También está Jony, Gonzalo, Provencio, que la temporada pasada dio un rendimiento espectacular…el objetivo claro es mantener la categoría. No será fácil, pero uniendo fuerzas entre todos, será un año complicado, pero bonito para disfrutarlo.

Del ‘barro’ al fútbol profesional

Por tu alto nivel, da la impresión de que has llegado tarde al fútbol profesional, ¿qué pudo pasar?

No ha sido fácil. Nadie me ha regalado nada, como a la mayoría de los futbolistas. Mi camino no ha sido bonito. He tenido que competir en todas las categorías. Estuve en equipos bastante humildes hasta que ascendí a Segunda con el Huesca (temporada 2014/2015). Equipos en los que era difícil pensar sólo en fútbol porque te deben cuatro meses. Eso es problemático. Es lo feo del fútbol y no se saca a la luz. Yo lo he vivido y sé lo que hay. Me considero una persona humilde y trabajadora. Estoy contento con lo que tengo. Sólo pienso en disfrutar del Elche, que considero un club de Primera, y hacer feliz a la gente que viene a vernos. ¿Que he llegado tarde al fútbol profesional? Bueno, yo lo estoy disfrutando como si tuviera 20 años. Voy a trabajar para mantenerme en esta línea lo máximo posible.

¿Has sufrido meses de impagos en más de un club?

Me ha pasado en varios clubes: La Unión, Guijuelo, Écija, Poli Ejido, este último siete meses…he tenido que vivir con cinco compañeros en un mismo piso. Por eso estoy disfrutando de un club profesional como el Elche. No quiero mirar al pasado. No ha sido un camino de color de rosa. Pero cuando ves el trabajo que te ha costado llegar al fútbol profesional, lo disfrutas si puedes con mayor alegría.

¿Pensaste en tirar la toalla en momentos de dificultad?

Cuando te vas a mil kilómetros de tu casa y te ves en esa situación, muchas veces te planteas dejarlo y empezar tu futuro en otro lado. Pero cuando tienes el fútbol en la sangre, es muy complicado. Siempre dices “aguanto una semana más”, “aguanto una temporada más”. Gracias a Dios que pude aguantar para encontrarme en este momento. Pero te planteas muchas cosas. Intentas tener tus estudios para tener otro camino. Agradezco a mis padres su ayuda. Siempre me han hecho ver que no todo es fútbol, que la vida continúa.

“Cuando te vas a mil kilómetros de tu casa y sufres impagos, te planteas dejarlo. Gracias a Dios que aguanté para encontrarme en este momento”

Antes de venir al Elche, cambiaste de equipo en los dos mercados invernales anteriores, ¿qué ocurrió?

Con el Huesca, ascendimos con Tevenet como entrenador y mantuvimos la base para salvarnos. Pero el club decidió cambiar de entrenador y consideraron que lo mejor era que saliese. No por la llegada de Anquela, fue por el club. Me fui a Osasuna y di un cambio radical. De pelear por el descenso a luchar por el ascenso. Estaba haciendo un trabajo bastante bueno, siendo titular en todos los partidos. Tuve una oferta de Osasuna en verano, pero cuando ascendí con el Huesca, me sentí identificado con la gente y creí que mi debut en Segunda debía ser con el equipo con el que subí. Le debo dar las gracias al Huesca, porque me abrió las puertas para conseguir un ascenso a Primera, que es lo más bonito del fútbol. Antes de subir con Osasuna, ya tenía contrato con el Alcorcón para la siguiente temporada. Me fui y me valoraron bastante bien. Pero yo firmé con Muñiz, que se marchó. Vino Contra, tuve una lesión en el gemelo y el equipo no iba bien. Cuando iba a entrar, hubo un cambio de entrenador. Llegó Julio Velázquez, al que ya tuve en el Poli Ejido diez años antes. Pensaba que no tenía las características para su tipo de juego y me apartó. Fiché por el UCAM Murcia, que ya me quiso en verano, y descendimos. No cambié tanto de equipo porque yo quisiera, pero te ves obligado porque hay gente que piensa de distinta manera, tienes ascensos y descensos…

Después de pasar por tantos equipos, ¿sientes que has encontrado estabilidad en el Elche?

Sí. Bajar a Segunda B otra vez después de estar en el fútbol profesional fue una decisión importante. Aposté mi carrera para ascender. Tuve alguna oferta de Segunda, pero yo, que vengo desde abajo, pienso que la manera más grande de disfrutar el fútbol es viniendo a un grande para hacerlo más grande si puedes. Fue una temporada difícil, pero tras conseguir el ascenso, debemos disfrutarlo y buscar la estabilidad. Pero no sólo yo, también un club tan grande como el Elche. Tengo contrato por esta temporada y otra más. Ojalá pueda disfrutar más del fútbol, y si es con estos colores, mejor. Pero en el fútbol, se pueden trastocar los planes.

¿Y cómo se puede hacer más grande al Elche?

Esta temporada, la única salida es intentar mantener la categoría. Continuar con las bases que se están creando. El ‘pachetismo’ está uniendo muchísimo. Estamos viendo cómo una persona es capaz de unir a todos en una institución tan grande como el Elche. Jorge Cordero es un gran soporte para los jugadores. Tengo una relación bastante apegada a él y a Diego García porque son los que están apostando por nosotros. Siento que no les podemos fallar.

“Tengo una relación bastante apegada a Jorge Cordero y Diego García porque son los que están apostando por nosotros. Siento que no les podemos fallar”

¿Cuáles son las claves del ‘pachetismo’?

Eso lo buscamos todos, pero sólo lo puede explicar él. Es un trabajador. Se centra mucho en el aspecto psicológico. Cuando un jugador se identifica con la forma de jugar y cree en lo que hace, te dará un plus que en otros equipos no lo tiene. Hay que valorar lo que tenemos, dónde vamos y quiénes somos.

¿Confías en que el equipo conseguirá la permanencia?

Por supuesto. Tengo confianza total. Pero no será fácil. Si no estamos juntos para luchar y no confiamos…llevo varios años en el fútbol y sé cómo se labran los logros. O trabajas y te unes, o no se consigue. Tendremos épocas mejores y peores, pero hay que tener trabajo, ilusión y humildad. Y saber disfrutar de ese sufrimiento.

Foto: Sonia Arcos – Elche CF

Compartir esta entrada: