Juli se marchó dolido del equipo franjiverde aunque mantiene una gran relación con la afición

Adrián Cedillo ¦ 14/11/12 07:00 @Adrcedillo

El partido del próximo domingo será de reencuentros. Bordalás regresará al Martínez Valero y lo hará dirigiendo a uno de los jugadores que permitieron soñar con el ascenso por primera vez en muchos años. Juli formó, junto a Jorge Molina, una de las parejas de moda del fútbol español. El alcoyano, ahora en las filas del Alcorcón, está encantado de volver a Elche, donde dejó muchos amigos, y de donde se marchó dolido y utilizado por las formas en que se produjo su traspaso.

Aquí todavía hay gente que se acuerda de la dupla Juli Jorge Molina…

Es normal porque fue un año bonito para todos, en el que devolvimos la ilusión a la gente. La culminación fue el año siguiente. Yo he recibido mucho cariño de la gente de Elche.

En el Alcorcón bien ¿no?

Ahora fenomenal, después de la cesión de Grecia venía con unas ganas increíbles porque notaba muchas diferencias del fútbol griego y del español. Vine con ganas de quedarme en el Rayo pero fue muy rápido todo y el Alcorcón estaba detrás de mí, a pesar de que mi única intención era quedarme en el Rayo Vallecano pero se arregló en cuestión de horas.

Probablemente el más interesado era Bordalás, que le gusta recuperar jugadores…

Exactamente, a Pepe le conozco de hace muchísimos años, no sólo del Elche también del Alicante. Tiene muchísimas otras cosas buenas pero una de ellas es sacarle lo mejor a un jugador.

¿En que se parece el Elche de Bordalás y el Alcorcón de Bordalás?

En el hambre. Es un ganador nato y nos lo va transmitiendo y a cada uno de nosotros nos lo exige. Él es el primero que se exige y luego nos hace exigirnos a nosotros. Tenemos un equipo muy majo, alternamos tanto juventud como experiencia y es una mezcla explosiva para bien. Gracias a Dios los frutos se están dando.

¿Fue tu año en Elche el mejor que has tenido?

La verdad es que sí, a nivel profesional era la segunda temporada en la exigente Segunda división y a pesar de no empezar jugando aunque contaba con minutos, a partir de la puñetera lesión de Santos empecé a entrar en los planes, porque con Pepe tampoco me asentaba con titular. Intenté aprovechar la oportunidad y me salió bien.

¿Cómo fue tu salida? Para muchos eras uno de los jugadores más importantes…

Sinceramente fue muy rápida, además yo en el mismo verano me quedaba un año y renové dos años más, el contrato estaba firmado. Pero luego empezó el primer día de pretemporada y padecía mononucleosis, fui a hacerme las pruebas y demás y tras hacérmelas le dije al míster si tenía que bajar mañana y tarde ya que no podía hacer nada o si bajando sólo una vez al día, porque no tenía casa en Elche y sabía si tenía que alquilar una. Entonces me dijo que tenía que hablar con el secretario técnico y, aunque sabía que negociaban nadie del club me había dicho nada, entonces me comentaron que habían aceptado la oferta del Rayo, del intercambio de Edu Albacar por mí. A mí no me pidieron si me quería o no, nadie me dijo nada. Entonces a marchas forzadas, donde no te quieren, lo mejor es coger e irse. Así fue, sin más.

Después de ese gran año que hiciste ¿te dolió salir así?

Te sientes un poco utilizado porque no me enteré de nada salvo posibles noticias en prensa, pero el club no me dijo nada, y apenas una semana atrás había firmado un contrato por dos años más. Fue un poco rápido pero bueno, son etapas que terminan, que acaban, no le guardo rencor a nadie porque soy una persona que al contrario, el Elche me dio una gran oportunidad en mi vida y siempre le desearé lo mejor… menos está semana (risas).

¿Cómo será el regreso a Elche?

Para mí especial. Tras el gran año que hice siempre es especial y estoy deseando que llegue aunque no sé si podré estar porque mi mujer está a punto de dar a luz y presiento que no sé ni si voy a ir.

¿Hay alguien que especialmente te decepcionó en Elche?

Hubo gente que no vi al despedirme, pero me imagino que estarían de viaje o con otras cosas. No pude despedirme de ellos ni ellos de mí. Me podrían haber llamado pero ahí no entro yo, él sabrá si no me quería llamar. Yo lo que tengo claro es que doy las gracias, en el momento en el que el Elche se interesó por mí y firmé, no me lo pensé.

¿Con que te quedarías de tu año en Elche?

Con varias. En el equipo formamos un grupo de gente muy buena. El Feeling con la afición, y un poco de todo, con la ciudad. Yo soy de Alcoy y ya conocía Elche, hay veces que bajo a Elche a dar una vuelta, a tomar algo, de compras, es una ciudad que me gusta, por eso hubo muchos feeling y ser de la zona ayuda.

¿Podríamos volver a ver a Juli en el Elche?

Si, las puertas nunca se deben cerrar en la vida, no sólo en fútbol, en la vida. La vida da muchas vueltas y el mundo del fútbol, aunque parezca muy grande, a la vez es muy pequeño. Nunca sabes lo que te va a deparar el futuro, pasé muy buenos momentos en el Elche y si el día de mañana, no ya de futbolista, incluso para ayudar al club en lo que fuera. Todo sería sentarnos, hablarlo y ver las condiciones si estoy jugando o si no. No le cierro las puertas a nada ni a nadie.

¿Hay alguien con quién tengas ganas de encontrarte?

Hay muchos aficionados que me llevo muy bien con ellos por las redes sociales. Toda esa gente tengo ganas de verlas porque he hecho buena amistad incluso de quedar y tomar algo. Va a ser especial volver porque me pasé todo el año pasado en Grecia y tuve poco tiempo para la familia y no pude acercar a Elche. Además si puedo ver a antiguos compañeros y amigos del club también.

¿Cómo ves al Elche?

Muy fuerte. Ha firmado muy bien en las líneas que tenia que firmar. Se ha quedado con un bloque del equipo del año pasado importante y ha firmado un entrenador muy listo, muy bueno y por lo que sé y por lo que me cuentan algunos compañeros está llevando sus frutos en el vestuario. Solo hay que ver la clasificación, aquí nadie te regala nada y estás donde te mereces y ahora el Elche es líder.

¿Es también favorito para subir a Primera división?

Si, y sus números así lo dicen. A pesar del bache de estos partidos no tiene nada que ver, se es consciente de que la segunda es una liga muy larga y muy difícil y sabemos que no se puede ganar todos los partidos. Cuanto antes hagamos un colchón mejor, pero la temporada es muy larga y siempre hay momentos de bajones pero se debe compensar con las veces que has ido bien.

¿Cuál es la mejor cualidad que le ves al Elche?

Es un grupo muy compacto, es difícil meterle gol porque saben a lo que juegan y que manteniendo la portería a cero van a tener ocasiones y las van a meter. Se basan mucho en la parcela defensiva, es un dato importante en la Segunda porque el que esté más acertado y mantenga la portería a cero son muchos puntos.

¿Y la mejor del Alcorcón?

Más o menos la misma cualidad que el Elche. Ser un equipo aguerrido, que lucha todos los balones, que quiere ganar. Defensivamente intentamos mantener la portería a cero, asemejo mucho al Elche y al Alcorcón.

Por último, ¿Qué mensaje le mandarías a la afición del Elche?

Sigo recibiendo por redes sociales y por teléfono muestras de cariño y quiere decir que en su momento lo di todo por la camiseta del Elche tanto entrenando como jugando y eso quiere decir que la gente lo apreció. Me quedo con eso, se me podrán reprochar muchas cosas pero darlo todo no, y que la gente me reconozca eso es lo máximo.

Compartir esta entrada: