“Estoy en uno de los momentos más importantes de mi carrera”

Rc Sala de Juegos

Álvaro Juan Cruz Armada (Madrid, 28/07/1992) llegó al Elche sin hacer demasiado ruido tras ascender con el Rayo Majadahonda y con la polivalencia como aval principal. Le costó hacerse con un sitio, pero se ha convertido en titular indiscutible para Pacheta en el último mes y medio. Está ofreciendo un buen rendimiento ya sea como lateral zurdo o central en cualquier esquema. Tras una etapa de mucho aprendizaje en Italia, superando una grave lesión, ha peleado hasta conseguir el ansiado debut en el fútbol profesional en España. A sus 26 años, el zaguero madrileño reconoce a DF que vive “uno de los momentos más importantes” de su carrera. Y trabaja con ambición “máxima” para seguir progresando.

¿Cómo te encuentras de tus molestias en la rodilla?

Mis sensaciones son buenas. Hoy (por el jueves) no me he ejercitado con el grupo porque los doctores han preferido que me quedara con ellos para tratar la rodilla. Mañana (por el viernes) se intentará hacer todo con normalidad para estar a disposición del míster para el partido.

¿Qué conclusiones ha sacado el grupo de la goleada en Cádiz (5-1)?

Está claro que en la segunda parte, a raíz del segundo gol, desaparecimos. Era un duro golpe que no nos esperábamos. Los cambios del Cádiz nos pillaron un poco fuera de sitio. No podemos desconectarnos ni bajar los brazos. Pero hemos corregido y trabajado tácticamente para que no vuelva a ocurrir. El fútbol te da la oportunidad de resarcirte a los siete días. Tenemos una oportunidad muy buena contra Las Palmas (sábado, 20:30 horas). Hay que seguir hacia adelante.

¿Preocupa haber recibido tres goleadas en los tres primeros meses de competición?

No es bonito recibir tantos goles. Como dice el míster, no es lo mismo perder 2-1 que 5-1. Que te metan tantos goles duele, más para los defensas y el portero. Debe darnos fuerzas para demostrar que podemos mantener la portería a cero, como hicimos contra Málaga (2-0) y Zaragoza (2-0).

¿Puede ser que la inexperiencia en Segunda de buena parte de la plantilla esté pasando factura en los grandes escenarios?

Sí que es verdad que cuando estás en estadios importante ante tanta gente, se nota. Pero creo que es igual que cuando jugamos en casa. Tenemos que demostrar que somos fuertes y no nos influye tanto.

“En Cádiz, desaparecimos a raíz del segundo gol. Era un duro golpe que no nos esperábamos. No podemos desconectarnos ni bajar los brazos”

Como defensa, ¿qué importancia le das a jugar con un esquema con cuatro o cinco atrás?

Hay que tener siempre un orden táctico y las ideas claras. Los sistemas están por algo. Pero cuando estás en el campo, si debes seguir a un contrario o moverte más a la derecha o la izquierda, va a raíz de cómo fluye el partido. Cambiamos un poco el sistema y nos estábamos encontrando cómodos, pero el míster decide. También depende muchísimo de cómo vaya el partido.

Se culpabilizó a la banda izquierda tras la derrota en Cádiz, ¿Borja Martínez y tú os habéis sentido señalados?

Cuando recibes tantos goles, te duele como defensa. Y más si te vienen por tu lado. Pero a Borja no se le puede echar absolutamente nada en cara. Además, teniendo en cuenta que nunca ha sido defensa. En los partidos anteriores, ha estado ahí cuando ha tenido que echar una mano. Quizás cuando entró Salvi no supimos neutralizarlo bien y nos ganó la partida.

¿Cómo te sientes más cómodo, con línea de cuatro o cinco defensas?

El sistema de cinco defensas me gusta. Aparte de que puedo jugar de central y lateral zurdo, como central puedo tener un poco más de recorrido, al tener a gente detrás. Pero he demostrado que también me desenvuelvo bien con cuatro.

“Me gusta el sistema de cinco defensas. Como central, puedo tener más recorrido. Pero he demostrado que también me desenvuelvo bien con cuatro”

¿Qué partido esperas contra Las Palmas?

Igual que contra el Málaga. Vamos a tener que estar muy intensos y concentrados. Las Palmas tiene jugadores de alto nivel. Debemos estar juntos y correr por el compañero. Tenemos una idea de trabajo clara. Cuando estás concentrado, los resultados llegan. Es importante que el Martínez Valero sea un fortín. Aquí debemos sacar los máximos puntos posibles para llegar al objetivo cuanto antes. Y también trabajar duro a domicilio para obtener puntos.

Con la lesión de Francis, José Juan volverá a la portería, ¿cómo le ves?

Hay plena confianza en él. Sabemos que es un profesional. Entrena al máximo cada día. Está mental y físicamente preparado para volver.

Trayectoria hasta Elche

Con 18 años, dejaste la cantera del Atlético para irte al Bolonia, ¿qué te llevó a ello?

Llegó por sorpresa. Para un chico de 18 años, que te llame un equipo de Primera italiano era una oportunidad que no podía dejar pasar. No me lo pensé dos veces e hice las maletas. Es una experiencia muy bonita y un paso muy importante en mi carrera.

Pero no cuajaste allí…

Era joven y debía adaptarme rápido al idioma y al juego. En la segunda temporada, tuve una lesión de gravedad, una fractura de peroné y ligamentos del tobillo, que me dejó fuera prácticamente todo el año. Después, me cedieron a varios equipos, en los que jugué y cogí ritmo. Pero cuando estaba terminando el contrato, veía que no estaba avanzando. Querían seguir cediéndome y yo quería volver a España.

Encadenaste tres salidas a préstamo en cinco años: Carrarese, San Marino y Pistoiese

Después del primer año cedido, me renovaron. Pero siempre terminaban cediéndome, porque el entrenador o la directiva iban cambiando. Fue difícil meter la cabeza. Yo me encontré bien, porque cogí minutos en el fútbol profesional.

¿Con qué te quedas de esta experiencia a nivel futbolístico y personal? 

A nivel futbolístico, competir con jugadores profesionales de nivel, como Marco Di Vaio, Diego Pérez, Portanova y Diamanti. Te ayuda a aprender y mejorar muchísimo. A nivel personal, aprendí el sacrificio y cómo se debe comportar un jugador profesional en el día a día.

¿Te llegaste a arrepentir de tu decisión en algún momento?

Nunca. Aprendí muchísimo. Conocí a gente muy importante. Siempre hay que mirar hacia adelante y seguir trabajando. Las oportunidades siempre vuelven y hay que coger al tren.

“Nunca me arrepentí de irme a Italia con 18 años. Aprendí muchísimo. Es una experiencia muy bonita y un paso muy importante en mi carrera”

¿Qué diferencias notas entre el fútbol español y el italiano?

El fútbol italiano es muy táctico y físico. Se centran muchísimo en el balón parado y los sistemas. Lo trabajan de manera espectacular. Y están orgullosos de ello. En España, hay más creatividad.

Tras volver de Italia, pasas por el San Sebastian de Los Reyes y el Rayo Majadahonda, donde formas parte de uno de los mayores ‘milagros’ del fútbol español. ¿Cuáles serían las claves de ese ascenso a Segunda?

Lo bonito del fútbol es que nunca sabes lo que puede pasar. Como que el equipo con el presupuesto 70 de 80 suba. Nadie apostaba por nosotros. Pero a base de trabajo y esfuerzo, conseguimos el ascenso a Segunda. Teníamos las ideas muy claras y un grupo muy unido. Eso se nota en el campo, y fluye. Es un logro personal y colectivo muy grande.

Un saque de banda colgado al área por ti en el minuto 97 propició el gol del ascenso, ¿qué sentiste?

Ni yo me lo creía. Era el último balón y me quedaban muy poquitas fuerzas. Pero la esperanza es lo último que se pierde. Cuando cogí el balón, sólo pensé en colgarla al área lo más lejos que pueda y que sea lo que Dios quiera. Cuando vi que entró en la portería tras los dos remates, no me lo podía creer. Era una locura. No sabía ni dónde mirar.

¿Tuviste oferta para continuar en el Rayo Majadahonda o decidiste cambiar de aires?

Tenía bastante claro que quería cambiar de aires. Mi representante y yo vimos las situaciones. Cuando recibo las llamadas de Jorge Cordero y Pacheta, no dudo en venir aquí. Tuve algún contacto con otro equipo de Segunda, pero el Elche es un club histórico y su idea de trabajo es la que más encaja con la mía. Venir aquí es un paso importante.

“Tuve algún contacto con otro Segunda, pero el Elche es un club histórico y su idea de trabajo es la que más encaja con la mía. Venir es un paso importante”

Después de jugar principalmente como carrilero en el Rayo Majadahonda, ¿te sorprendió que te ficharan como central?

No, porque yo hablé con el míster, conozco sus ideas y sé mis cualidades como jugador. Sé que él quiere de mí una cosa y trabajo día a día para dársela. Si tengo que jugar más pegado a banda, también sé hacerlo, porque lo demostré la temporada pasada.

Te has ganado la titularidad en el último mes y medio, tanto de central como lateral zurdo. Metiste la cabeza en el once con la lesión de Manu

Cuando el equipo asciende y mantiene bastante del grupo, es lógico que al principio fuera difícil para mí. Sabía a lo que venía. Gonzalo Verdú y Neyder hicieron un año espectacular y están a un gran nivel. Iba a ser duro, pero siempre entreno al cien por cien. Y en el fútbol, las oportunidades siempre llegan. Ahora que estoy asentado en el once, sea como lateral o central, debo seguir demostrando que puedo estar ahí para el míster.

Esta temporada supone tu debut en el fútbol profesional en España, ¿dirías que estás en el mejor momento de tu carrera?

Estoy en uno de los momentos más importantes. Este año puede ser muy importante a nivel personal y colectivo. Pero no sé si es el mejor, porque nunca lo podemos saber.

¿Y cuál es tu ambición?

La máxima. Siempre trabajo para estar al máximo y llegar lo más lejos posible. Tengo 26 años y considero que tengo una larga carrera. A base de trabajo y confianza, se pueden lograr las cosas.

Foto: Diario Franjiverde

Compartir esta entrada: