El meta del Ilicitano, Diego García, suma cuatro partidos seguidos sin encajar y confía plenamente en las posibilidades del filial para acceder a la promoción de ascenso a Segunda.

Diego García Bravo (Oviedo, 1990) es el inquilino de la portería del filial franjiverde. El guardameta asturiano llegó cedido de la Ponferradina en el mercado invernal y antes de recaer en el conjunto leonés, militó en las categorías inferiores del Real Madrid (donde coincidió con Jesé, entre otros), Zaragoza y Almería. El cancerbero se confiesa  amante del basket y de la música negra. Diego García se ha adueñado del arco del Ilicitano en detrimento de José Carlos y suma cuatro partidos consecutivos sin encajar.

Después de la victoria ante el Alcoyano, se encuentran a un solo punto del play-off. ¿Cómo está el vestuario?

Llevamos varias semanas animados, sabemos que lo tenemos ahí. Todos estamos deseando poder sacar un buen resultado fuera de casa. Sabemos que esa es la clave para que al final de la temporada estemos arriba. Mostrando lo sólidos que somos en casa, en el momento en el que saquemos uno o dos resultados positivos fuera vamos a estar ahí.

Cinco jornadas para que finalice la temporada, quince puntos en juego. ¿Se marcan un número de puntos para conseguir el objetivo?

Hacer cuentas puede ser peligroso. Hemos visto que el Ontinyent (penúltimo) nos hizo un palo en el minuto 86 y nos pudo ganar. Al final ponerse a hacer cuentas no vale de nada. Tenemos que salir en cada partido a intentar ganarlo. Al final se van dando situaciones que te impiden o te benefician a la hora de sacar buenos resultados.

Este sábado visitan al Olot. Allí el Ilicitano consiguió el ascenso a Segunda División B la temporada pasada. ¿Cómo lo afrontan?

Con muchas ganas. Si somos capaces de conseguir una victoria allí, creemos de verdad que esta semana estaremos dentro del play-off. Va a ser un partido complicado porque nos tienen ganas después de eliminarles la temporada pasada en la primera eliminatoria de ascenso. El campo es bueno, eso nos puede beneficiar a la hora de jugar. Lo afrontamos como todos los que nos quedan, que son finales.

No ha tenido suerte con las lesiones esta temporada…

La verdad es que no. Empezó muy mal. He tenido dos o tres roturas, un edema óseo… Con los tratamientos que me ofrece el club me ha ayudado a estar muy bien físicamente y por fin tener un poco de continuidad, que es lo que yo quería. Se nota que es un club de Primera si lo comparamos con los de la Ponferradina. Te miran con lupa.

Llegó en el mercado invernal y se ha hecho con la titularidad en detrimento de José Carlos. ¿Se esperaba llegar y adueñarse de la portería?

Un poco sorprendido sí estoy. La primera semana que llegué entrené bastante bien, a pesar de llevar dos meses de inactividad. El míster decidió confiar en mí y me lesioné a los 20 minutos en Lleida. A pesar de eso, el míster y Paco, el entrenador de porteros, han tenido confianza en mí. Me dijeron que estuviese tranquilo y que recuperase bien. Es más, se alargó la recuperación para estar seguro de que iba a estar bien y que no iba a tener ningún tipo de recaída.

¿Cómo le recibió el equipo?

Es una de las cosas por la que más agradecido estoy: ver que hay tan buen vestuario. Somos gente joven y tenemos más en común. Considero que es muy importante que haya buena relación entre los jugadores, tanto dentro como fuera del terreno de juego, y de esto el equipo va sobrado.

¿Cómo definiría su relación con José Carlos?

Es buena, no tenemos ningún tipo de problema. Los dos somos porteros y sabemos lo que hay. Yo también he pasado situaciones en las que el míster decide que tiene que jugar el otro portero y al final lo tienes que acatar. Eso es el fútbol, es la posición que tenemos y sabemos que solo juega uno. Siempre que he estado con un compañero he intentado llevarme lo mejor posible, porque al final es un día a día, tres o cuatro horas coincidiendo con él en un sitio y lógicamente llevarse mal con esa persona no hace agradable el rato que estés entrenando. Así que yo, con José Carlos, muy bien y espero que siga así.

¿Y con Vicente Mir?

Bien. Le gusta marcar siempre unas pautas y no quiere que te salgas de ahí. Le gusta dejar claro que el que manda es él. Desde un principio me dijo las pautas que tenía que seguir para llevarme bien con él y trato de seguirlas, porque es una persona con carácter, pero en el fondo es buena gente.

Entrena a menudo con el primer equipo. ¿Qué cualidades destacaría de Manu Herrera y Toño? 

Toño es muy inteligente a la hora de jugar. Me gusta mucho su colocación. Se anticipa bien en las jugadas, es muy sobrio, bloca muy bien los balones. Manu Herrera sobre todo me parece un portero muy ágil. Sorprende ver a los dos porteros a ese nivel, pese a que el entrenador haya vuelto a confiar en Manu Herrera. El gran beneficiado de que los dos porteros estén a ese nivel es el Elche.

¿Qué compañero del Elche Ilicitano le ha sorprendido más?

Miguel Ángel es uno de los que me ha sorprendido en cuanto a rendimiento. Me gusta mucho Sergi, da mucha tranquilidad en el centro del campo y equilibrio al equipo. Pero es que Miguel Ángel me parece una moto, empieza para arriba, para abajo, para arriba, para abajo… Y no es solo un portento físico, sino que también es hábil con el balón.

¿Y de Diego García, qué virtudes destacaría? 

Trato de estar tranquilo en el campo y transmitírselo a mis compañeros. A la hora de jugar, que el equipo note que su portero da seguridad y está tranquilo favorece al equipo, sobre todo a la hora de atacar. Muchos entrenadores me han destacado mi juego con los pies.

¿Qué faceta mejorarías?

El mano a mano.

¿Qué hace cuando no está pensando en el fútbol?

Me gusta mucho salir a dar paseos tranquilos, pensando en mis cosas, sin rumbo fijo. Ver la tele, quedar con los amigos y practicar otro deportes sin intensidad, ya que es un riesgo. Me gustaba mucho irme a un pabellón y echarme unas canastas solo, me relajaba mucho.

¿Suele quedar con sus compañeros de equipo fuera de los entrenos?

Sí, quedamos a tomar algo tranquilamente por la tarde, comer o ver fútbol. Solemos hacer bastantes cosas juntos.

¿Con qué compañero tiene más afinidad?

Me llevo bien con todos, pero tengo más afinidad con Sergi, con Álvaro (Fernández), Charlie y Yeray.

¿Qué planes de futuro tiene?

Seguir aquí hasta que termine la temporada y después volver a la Ponferradina.

Termine la frase: El fútbol es…
Mi vida.

Compartir esta entrada: