Chema: “Si seguimos haciendo las cosas bien, vamos a estar entre los seis primeros”

J. Antonio Marco ¦ 26/10/12 07:00 @Jose_Ant_Marco

José Manuel García Payá, más conocido como “Chema”,  ha dedicado toda su vida al deporte en general, más especialmente al fútbol profesional. Criado en las categorías inferiores del Elche Club de Fútbol, disputó varias campañas en el filial franjiverde, hasta que llegó al primer equipo, donde cuajó dos temporadas completas. Esta es la tercera vez que entrena a uno de los cadetes del club ilicitano y está encantado con su regreso, cuyos frutos se están mostrando en los resultados, llevando al Cadete “A” franjiverde al liderato.

¿Cómo es la respuesta de los jugadores cuando llega un entrenador nuevo?

Al principio, los chavales necesitan conocer al nuevo técnico, ver su nivel de exigencia, preparación, seriedad, pero ellos no han tenido problema y ya saben cómo tratarme, igual que yo a ellos. Son gente de 15 años, inteligentes, listos y entienden de lo que va el fútbol, y que tienen claro que voy a exigirles como si fueran profesionales.

Líderes con nueve puntos, empatados con Valencia y Villarreal, los resultados se están dando, ¿no?

Sí, pero eso es lo de menos, no me preocupa mucho, además que lo de ser lideres es meramente circunstancial, ya que al Valencia se le ha suspendido un partido. Por ello, ni a mí como a entrenador, ni a los directivos del fútbol base, ni al club nos llama la atención esta situación, nosotros lo que queremos es hacer jugadores que progresen. Está claro, y es fundamental para el aprendizaje de los jugadores, que ganar partidos adelanta y avanza el conocimiento de los chavales. No es lo mismo jugar sin motivación, sin ganas, viendo que los resultados no se dan, que cuando éstos se dan. Si a la vez que juegas bien al fútbol, los números acompañan, el avance y el aprendizaje va a ser mucho mayor. La meta que buscamos consiste en jugar bien para ganar, si llegan las dos cosas, pues es una maravilla.

La primera jornada se pierde por goleada ante el Valencia y después se encadenan tres victorias consecutivas, ¿cómo se prepara a los jugadores después de una derrota para que luego se obtengan estos resultados?

Es complicado. El tropiezo ante el Valencia era previsible, pues es un equipo que, junto al Villarreal, estará arriba. Es uno de esos partidos que, teóricamente, se pueden perder. Se junto la derrota amplia, los problemas con el anterior entrenador, mi llegada, en la que tuve que conocer a todos los jugadores, ellos a mí, hacer una alineación, la verdad es que fue complejo. Por suerte, tengo 23 chavales que son muy maduros e inteligentes, y captaron enseguida lo que yo quería de ellos. De mi primer partido al tercero, se ha notado de una forma abismal lo que han aprendido. Aunque la línea viene marcada por la dirección del fútbol base, cada entrenador le da su pincelada.

Estáis empatados a puntos con dos de las mejores canteras de España, aunque Juan Anguix dijo en una entrevista a Diario Franjiverde que el Elche también está en esa lista.

Yo estoy muy contento con mi equipo y una cosa tengo clara, y la experiencia me lo dice, las cosas en el fútbol base se están haciendo muy bien desde hace dos años. Es todo más coherente, hay mucho criterio, organización y los frutos tiene que salir. Lo importante es sacar jugadores para el primer equipo, pero está claro que el aprendizaje es mucho mayor, los jugadores vienen a entrenar con unas ganas enormes. Si aún así, los resultados se consiguen, pues lógicamente, las cosas las vas a hacer con mucha más motivación y voluntad.

Es evidente que los chavales querrán estar en lo más alto de la clasificación, pero uno de sus objetivos será también el poder llegar al primer equipo.

Está claro. Cada categoría es un filtro continúa, desde alevines hasta llegar al primer equipo. Es una especie de selección natural, todos van aprendiendo y creciendo, y si es con resultados, mejor, pero no se puede llegar con los mismos jugadores de alevines. La categoría que llevo este año es la primera donde hay que exigir el máximo a los jugadores, no hay que ser políticamente correcto con el tiempo que debe jugar cada chaval. Que cada uno se gane sus minutos, que juegue lo que se gana y merezca, sino el filtro no sería el idóneo.

Yeray, Sergi o muchos otros que han llegado al primer equipo son un espejo en el que fijarse para los jugadores de la categoría de cadete, ¿no?

Son jugadores que llevan toda la vida aquí, han superado todas las cribas, todas las pruebas y ahí siguen, entre pinto y Valdemoro. Juegan y entrenan con el Ilicitano, algunas veces con el primero equipo, y seguro que dispondrán de alguna que otra oportunidad para convencer a Fran Escriba.

¿Cómo está siendo el trato del club con el fútbol base?

La directiva ha mejorado mucho, están mejor organizados, han sabido tratar a los jugadores que vienen de fuera, ofreciéndoles un lugar donde vivir y manteniéndoles muy bien, y están con nosotros completamente integrados. En el club, cada uno tiene su función y tienen cubierta, también, la franja de los ojeadores. Tenemos jugadores de Murcia precisamente porque han sido seguidos y observados hasta que se han cuajado sus fichajes. El cambio de unos años a ahora ha sido abismal. La preocupación es máxima con todo. A diario, ves a gente del club por los entrenamientos, preocupándose por nosotros. Estoy contento con ello, es algo que quería que ocurriera desde hace tiempo. No puedo esconder que soy ilicitano de adopción, aunque sea de Aspe, y me alegra saber que han cambiado las cosas.

Hemos hablado de los chavales, pero tocando el asunto de los entrenadores, ¿se ve en un futuro entrenando al primer equipo?

Igual que tenemos una cantera de jugadores, el club sabe que también hay una cantera de entrenadores. Los técnicos estamos controlados y nos conocen a todos. No hemos sido elegidos por casualidad. Tenemos ilusión como todos, pero somos conscientes que la cosa esta difícil. Lo fundamental es hacerlo bien con nuestro equipo.

¿Qué objetivos se ha marcado, tanto a nivel individual como colectivo?

Son los mismos, hacer una buena campaña. La clasificación no es lo importante, pero está claro que si ganas partidos, vas a estar arriba, y si haces las cosas bien, vas a ganar partidos, todo viene unido. Estoy muy contento con el aprendizaje de mis jugadores y si todo sigue así, estoy convencido de que vamos a estar arriba. Lo fundamental es que no pase como hace dos o tres años, que la cosa empezó a torcerse y bajaron varios equipos. Debemos asentarnos, conseguir la salvación cuanto antes, aunque suene a pesimista, y luego tirar para arriba. Si seguimos haciendo las cosas bien, con total probabilidad vamos a estar entre los seis primeros.

¿Te gusta aprovechar el tiempo libre para ver a los juveniles, al Ilicitano o al primer equipo?

Sí, intento ver todo lo que puedo. Aparte de ser entrenador, también soy Concejal de Deportes de Aspe y mi trabajo me absorbe todo el tiempo. Por las mañanas estoy en el Ayuntamiento, por las tardes con el cadete y los fines de semana debo estar en muchos actos, torneos, entregas de trofeos, etc. En la medida que me lo permite, no dejo de ver partidos.

Dado tu cargo, estarás vinculado a muchos más deportes, ¿no?

Me gustan todos. He practicado todos los deportes, he sido jugador profesional del fútbol durante mucho tiempo. Empecé en el juvenil del Elche, pasé al Ilicitano y, con mucha suerte y trabajo, llegué a estar dos años en el primer equipo. De ahí, fui traspasado al Mallorca. Me he tirado 15 años viviendo del fútbol profesional.

Compartir esta entrada: