En busca del aterrizaje perfecto

Óscar Ato | 05/05/2013 01:15 @Charloz_

Sin duda, estamos ante un partido muy complicado. El Elche nunca ha ganado en el campo del que, a priori, es el equipo con más calidad de la categoría. El duelo entre Girona y Alcorcón que se disputa esta misma jornada es, sin embargo, uno de los bálsamos que tendremos de aquí a final de temporada mientras nos vamos enfrentando a duros rivales. Las jornadas pasan y las circunstancias juegan a favor de nuestro equipo.

El Villarreal viene realizando una meritoria remontada desde la llegada de Marcelino García Toral. El equipo no conoce la derrota desde el debut de su actual técnico, en la jornada 22 (duro varapalo ante el Castilla, que le endosó una manita), y ha tenido momentos brillantes como el 1-5 al Mirandés o el 6-1 al Numancia. Actualmente no se encuentran en ese punto, ya que bajas como las del central Dorado o el mítico Farinós han hecho mella en el juego del submarino. También la del mexicano Aquino, uno de los jugadores más desequilibrantes del equipo y cuya titularidad no se puede descartar el domingo, ya que ha recibido el alta médica. El elenco de jugadores de nivel lo conocemos todos: Joan Oriol, Musacchio, Bruno, Senna, Trigueros, Cani, Uche, Moi Gómez, Perbet, Jonathan Pereira y un largo etcétera. El once es complicado de intuir, ya que el empate sin goles ante el Lugo y la visita del líder podría propiciar algunos cambios respecto al último exhibido. Hay donde elegir.

Por nuestra parte, la baja de Rivera hará daño, aunque ya se ha ganado en un par de ocasiones sin él en el campo (por ejemplo, al mismo Villarreal en la primera vuelta). En principio, Generelo debería acompañar a Mantecón en el doble pivote. Sergio realizó un acto de compromiso forzando la máquina y llegando al partido de la semana pasada, y sin la presencia del ex-sportinguista debería haber hueco para los habituales competidores de la otra plaza en la medular. No daremos por segura la suplencia de Pelayo, que goza de cierta confianza entre el cuerpo técnico y ha demostrado dar la talla cuando se le necesita, como recientemente ante el Xerez. En el centro de la zaga, lo previsible es que vuelva el recuperado Pelegrín para formar la pareja clásica que nos ha llevado a ser casi imbatibles. Verdés realizó una sólida actuación ante el Girona, pero sólo jugará si el ‘18’ no anda al 100%. Arriba, la primera parte del domingo justificaría de nuevo la coincidencia en el campo del cuarteto de principios de temporada. La duda está en que, a pesar de las buenas señales que nos ofrece Carles Gil cada vez que goza de una mínima continuidad, Ángel venía siendo titular hasta su quinta amarilla en Alcorcón, y el hecho de que se presuponga que los de Marcelino van a llevar la iniciativa en su feudo podría hacer optar a Escribá por la velocidad y el desmarque al espacio del canario en pos de un matiz más directo.

De manera inevitable, la situación en la que nos encontramos hace que intentemos ver las cosas por el lado bueno, que es el que nos coge más cerca. El Villarreal no está en su tope de la temporada, el Elche viene de recuperar sensaciones con un buen partido ante el Girona. Si los castellonenses toman la iniciativa, el Elche sabe mostrarse sólido esperando en su campo y saliendo tras robo. Si tenemos el esférico durante periodos prolongados, el Villarreal no se mostrará tan eficazmente versátil. La presión es mayor en su bando, ya que tienen que puntura lo máximo posible si quieren esquivar el play-off. Y todo con un Girona-Alcorcón a las 20h como saludable aperitivo que recomendamos a todo el mundo. La victoria definitiva que deje esto prácticamente visto para sentencia se paga carísima esta vez, pero está rondando cerca y podría darse en cualquier momento.

Compartir esta entrada: