Eldin se deja querer

El delantero hispano-bosnio está dispuesto a poner todo de su parte para abandonar el Almería y fichar por el Elche. Eldin no quiere seguir en el equipo andaluz, donde no se siente a gusto, y pese a contar con varias ofertas de equipos de Segunda ya ha elegido su próximo destino. Quiere jugar en el Elche, a apenas 20 minutos de la Vega Baja, el lugar en el que se crió.

El padre del futbolista admitía a este medio el interés del Elche y confiaba en que se pudiera llegar a un acuerdo antes del viernes, fecha en la que concluye el plazo. «Tiene cinco ofertas, pero el Elche siempre es especial porque es volver a casa«, afirmaba. El jugador, según confiesa su entorno más íntimo, necesita sentirse arropado y protegido para dar su mejor nivel, por lo que está convencido de que en Elche podría volver a recuperar su mejor versión. 

El Almería, en plena zozobra, no ve mal su salida, pero a cambio quiere que el jugador perdone lo que le resta de contrato de esta temporada. Eldin fue uno de los fichajes estrella del equipo andaluz, por lo que su ficha es alta. Firmó por un año, pero con una opción de compra por cinco más.

Eldin Hadzic, que puede jugar en cualquier posición de la media punta, se formó en la cantera del Hércules, equipo con el que debutó en Segunda hace cuatro temporadas. Fue el niño prodigio de la cantera durante un lustro y solo los problemas burocráticos para legalizar su situación retrasaron su debut con el primer equipo. Durante ese periodo acumuló cesiones, como al Orihuela, Mestalla o Eibar.

Pese a su juventud, el media punta fue uno de los artífices de que el equipo alicantino lograra remontar y evitar el descenso en la campaña 2012-13. Su llegada revitalizó a un equipo muerto y sus goles permitieron encauzar la remontada. Un año después, sin embargo, no pudo evitar el descalabro del Hércules, pero fue lo mejor del equipo, pese a las lesiones, durante toda la temporada, lo que le permitió dar el salto al Zaragoza en verano.

Con el equipo maño disputó la promoción de ascenso a Primera ante Las Palmas y este pasado verano se marchó al Almería, club que apostó con fuerza por su fichaje. Sin embargo, la mala dinámica del equipo andaluz le ha arrastrado a tener un papel secundario. Ahora, con Gorosito en el banquillo, apenas cuenta. Ha marcado solo un tanto en 12 partidos.

La única duda que tiene su entorno sobre la operación está en la posible frialdad con la que la afición del Elche pueda recibir su llegada por aquello de su pasado herculano, aunque se confía en que se la hinchada del Martínez Valero entienda que se trata de un profesional que solo busca lo mejor para sus intereses.

Compartir esta entrada: