El Elche CF se queda en Elche

Iván Obrador | 17/06/2013 00:10 @ivanobrador

Aún no hay nada oficial ni decidido, puesto que la Generalitat Valenciana, a través del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) no se ha pronunciado todavía, pero todo hace indicar que el Elche C.F. ‘se quedará’ en Elche. Y es que parece ser que desde Valencia acabarán aceptando la oferta del actual Consejo, a través de la Fundación, por el paquete accionarial del 40% que posee del Club y, por contra, desestimará la oferta del empresario valenciano y ex vicepresidente primero de la entidad, Juan Anguix, quien insiste en hacerse con el control mayoritario de la ‘nave franjiverde’.

Este ‘culebrón’, lejos de haberse acabado, lo que parece estar es en un momento de pausa, ya que cabe recordar que por Ley, la Generalitat no puede ser accionista mayoritario de dos Clubes de Primera División, en este caso, Valencia CF y Elche CF. Y es que el inicio de la nueva temporada está a la vuelta de la esquina. El Consell debe, por tanto, decidirse en un corto plazo de tiempo por una u otra oferta, pero siempre con la intención de desprenderse de un paquete accionarial que conllevó a un préstamo de 14 millones € que le hizo el IVF a la Fundación, órgano que es el máximo accionista del Club a raíz del mismo.

En estos momentos, desde el Consejo se están haciendo grandes esfuerzos por rebajar el clima de tensión reinante por el asunto de las acciones del Club. La verdadera protagonista, a falta de mayor movimiento en el tema de fichajes y bajas, está siendo la campaña de abonos 2013/2014, la cual está rebasando en positivo todas las previsiones en estos días iniciales. En menos de una semana se ha conseguido movilizar a miles de aficionados, aunque todo hay que decirlo, la dispensación de carnés es un tanto arcaica, ya que se ha apostado bien poco por la informatización del proceso, lo que está generando grandes colas, madrugones y desesperaciones en cientos de aficionados que ven que retirar su abono es una auténtica odisea. Odisea que se lleva mucho mejor gracias a la paciencia, eficiencia y buenos modos que están mostrando desde el jefe de operaciones, Pablo Martínez, hasta los coordinadores, oficinistas y guardias jurado presentes en el Estadio durante horas, y ante ríos de gente, para que todo salga lo mejor posible. Pero al fin y al cabo, un proceso que no está siendo todo lo cómodo y rápido que el aficionado quisiera, pero ése, ahora, es otro asunto diferente al que quiero tratar.

Muchas personas en la ciudad coinciden en que quisieran que el Club fuese controlado por gente de Elche. Pero aun siendo así, algunas voces autorizadas reclaman que se introduzcan cambios en la Fundación, y que ésta se convierta en un órgano distinto al actual, empezando porque el Consejo no tenga la representación mayoritaria en la misma, así como que haya cabida para ex presidentes, ex jugadores de primer nivel del Club, y una serie de personas capacitadas y válidas, es decir, una especie de tecnócratas que quieran y deseen lo mejor para el Elche C.F., y que además puedan vigilar y controlar los pasos del Consejo de Administración. En definitiva, un grupo variado de personas de aquí que trabajen por y para el Club, y que lo sientan como algo suyo. Y en esta línea parece ser, el Ayuntamiento quiere que se hagan las cosas. Un Ayuntamiento que tal parece actúa como el ‘actor secundario’ en esta historia; mas no secundario porque su protagonismo sea menor, ni mucho menos, sino porque por el momento no está dejándose ver en la primera fila de dicha historia, cosa que se agradece para con ello evitar los siempre malintencionados rumores «politiqueros».

No obstante, es seguro que el trabajo lo está haciendo de forma privada lejos de los focos y moviéndose por los despachos. Y es que los políticos tienen mucho que decir en este asunto, ya no por ser el Elche C.F. patrimonio de la ciudad y de los ilicitanos, sino porque para mayor escarnio, el Consistorio también es accionista del Club. Nuestros gobernantes locales están haciendo fuerza, que es mucha, para tratar el asunto directamente con la Generalitat, y de esa manera conseguir que el Elche CF ‘se quede en Elche’, rechazando, por ende, la entrada de capital de fuera para regir los destinos de este nonagenario Club, algo lógico y entendible, sea dicho de paso.

En definitiva, aún no se ha escrito la última palabra en todo este asunto de las acciones, las guerras de poder y los devenires institucionales del Elche CF. Lo que sí está claro es que la ilusión de los aficionados por la vuelta del equipo a la máxima categoría del fútbol español no se la quita nada ni nadie.

Compartir esta entrada: