El Elche se enfrenta al Zaragoza en La Romareda (12.00 horas) con el doble reto de confirmar su recuperación defensiva y de demostrar que puede pelear por el ascenso · Baraja apostará por Cifu como extremo y Espinosa puede regresar a la media punta

No hay mejor escenario ni rival en Segunda División para reivindicarse. El Elche visita al Real Zaragoza, un histórico entre históricos, en La Romareda con la intención de lanzar un grito de orgullo y demostrar que hay que contar con el conjunto ilicitano en todas las quinielas de aspirantes a la pelea por el ascenso.

Una vez cerrada la herida defensiva ante el Leganés, el grupo de Rubén Baraja afronta el duelo muy motivado, consciente de que un resultado positivo ante el gran candidato al ascenso puede ser el empujón definitivo que avale la candidatura franjiverde.

El Zaragoza está firme como local, aunque no arrolla. Ha cedido dos derrotas, precisamente ante los dos primeros clasificados, por lo que para puntuar en La Romareda hay que estar fino. Además, una victoria a orillas del Ebro dejaría al Elche por delante del conjunto maño y en una magnífica posición para encarar un mes de noviembre que se antoja clave para los ilicitanos.

Baraja, fiel a su costumbre, planea cambios en la alineación inicial, como la inclusión de Cifu como extremo derecha, por lo que su posición en la defensa la ocupará Isidoro. El técnico quiere aprovechar la velocidad y chispa del granadino para martillear la banda izquierda del Zaragoza.

También es probable la presencia de Javier Espinosa en la media punta, por lo que Héctor Hernández pasaría a la banda izquierda en detrimento de Álex Moreno, cuyo rendimiento ha ido a menos durante la temporada.

Debates estéticos al margen, el Elche volverá a mostrar su cara más práctica, asumiendo cero riesgos en la salida del balón, consciente de que cualquier error puede ser letal ante la calidad de los atacantes maños.

El Elche solo cuenta con las bajas de José Ángel, en fase de recuperación tras una lesión de rodilla, y del ex zaragocista Lolo, ya en la recta final de la lesión muscular que sufrió hace un mes.

Baraja ha prescindido por decisión técnica de los canteranos Samu Martínez y Michael Anaba y ha perdonado Nono, a quien dejó fuera de la citación la pasada jornada.

El rival

 El Zaragoza, el gran aspirante al ascenso, encara el partido en el mejor momento de la temporada. Tras un inicio irregular ya suma cinco jornadas sin perder y además recupera para el partido al extremo aspense Pedro Sánchez y al japonés Aria Hasegawa. Por contra, Ranko Popovic, técnico del equipo maño, no podrá alinear a los lesionados Mario, Rubén, Jaime y Wilk.

Las numerosas bajas obligan al entrenador a reclutar jugadores del Aragón, el equipo filial, para completar la lista de convocados. Una de las posibles novedades en la alineación puede ser la presencia Ángel Rodríguez, uno de los héroes del último ascenso del Elche, en la banda izquierda del ataque. El otro ex franjiverde, Manu Herrera, aguardará en el banquillo su oportunidad.

Alineaciones:

Real Zaragoza: Bono; Isaac, Vallejo, Cabrera, Rico; Erik Morán; Hinestroza, Dorca, Diamanka, Jorge Díaz o Ángel; y Ortuño.

Elche: Javi Jiménez, Isidoro, Hugo Álvarez, Armando Lozano, Álex Martínez, Ilie, Mandi, Cifu, Espinosa, Héctor Hernández y Sergio León.

Árbitro: Eiriz Mata, del Comité Gallego.

Campo: La Romareda (12.00 horas).

Compartir esta entrada: