El Elche vacía su enfermería

Rc Sala de Juegos

Las lesiones son uno de los hándicaps que atraviesan los equipos durante la temporada. Con más o menos suerte. En este sentido, el Elche comenzó la campaña de su regreso a Segunda con pocas lesiones, de escaso periodo de baja. Sin embargo, la situación cambió entre mediados de diciembre y comienzos de enero con las lesiones de considerable duración de Borja Martínez, Neyder y Gonzalo Villar. “En once meses, no habíamos tenido una lesión grave y ahora tenemos tres”, lamentó Pacheta. Los tres cayeron al dique seco para varios meses tras pasar por el quirófano. Pero afortunadamente, sus recuperaciones evolucionaron muy favorablemente y el Elche ya tiene vacía su enfermería. Su entrenador está a punto de tener disponibles a los 24 futbolistas de su plantilla.

Falta que Gonzalo Villar coja tono físico tras superar la importante lesión de rodilla que sufrió el 4 de enero en Tenerife (2-1). El joven centrocampista ya se ha reincorporado a los entrenamientos con el grupo, pero aún le queda trabajo de rehabilitación para volver a la competición. Si se cumplen los plazos marcados tras la operación, podrá hacerlo dentro de tres semanas. Aunque su buena evolución invita a pensar que estará disponible antes. “Ojalá vuelva en los plazos indicados. Si vuelve antes, más contentos que unas castañuelas. Pero todos van a tener dificultades para jugar”, dijo Pacheta la pasada semana.

Gonzalo Villar se produjo la lesión en la rodilla izquierda por una dura entrada del chicharrero Jorge Sáenz. Trató de seguir jugando, pero el míster franjiverde tuvo que sustituirle. Pacheta advirtió en sala de prensa que apuntaba a “grave”. Los servicios médicos le aplicaron un tratamiento conservador para evitar una operación, pero no se pudo. Once días después del partido en Tenerife (2-1), se sometió a una artroscopia que reveló una lesión parcial de ligamento lateral interno, rotura del cuerno posterior del menisco interno y contusión osteocondral en cóndilo externo. El periodo estimado de baja se estableció en doce semanas. Este lunes comenzó la novena.

Neyder y Borja Martínez ya han vuelto

El mediocentro murciano querrá seguir los ejemplos de Neyder y Borja Martínez, quienes ya han jugado tras recuperarse satisfactoriamente de sus importantes lesiones. El central colombiano también se lesionó en Tenerife (2-1), al sufrir una rotura parcial del tendón del aductor medio de la pierna izquierda. El parte médico del Elche tras la intervención señaló que “el tiempo estimado de baja es de diez semanas”, aunque se confiaba en que Neyder acortara plazos. Así fue, pues el ‘cafetero’ volvió a los terrenos de juego en ocho semanas, contra el Mallorca (1-1). Una semana antes, viajó a Lugo (2-2), aunque fue uno de los dos descartes de la lista definitiva de 18.

Tuvo minutos ante el Cádiz (1-0), saliendo desde el banquillo para actuar de lateral zurdo por la expulsión de Juan Cruz. Y gozó de su primera titularidad tras la lesión en el último choque del Elche ante el Real Zaragoza (1-0), como lateral izquierdo. Pacheta apostó por Neyder antes que por Manu para cubrir la baja de Juan Cruz.

Por su parte, Borja Martínez fue intervenido el pasado 19 de diciembre de una lesión parcial de menisco interno, menisco externo y retensado del ligamento cruzado. A diferencia de Neyder y Gonzalo Villar, el contratiempo no se produjo durante un partido. El tiempo aproximado de baja que se estimó fue de entre tres y cuatro meses. Y al igual que el colombiano, su recuperación se completó antes de los plazos previstos. El extremo zurdo reapareció el pasado 9 de marzo frente al Cádiz (1-0), entrando como revulsivo.

“Muy contento por mi vuelta tres meses después. Tenía muchas ganas de volver a jugar”, dijo en zona mixta. Siete días antes, entró en la convocatoria de 19 futbolistas para la visita al Mallorca (1-1), pero se quedó sin vestir. También ingresó en la segunda mitad en el compromiso de Zaragoza (1-0).

Cuatro lesionados con Iván Sánchez

Cabe señalar que el Elche tuvo cuatro futbolistas K.O entre finales de enero y mediados de febrero con la lesión de Iván Sánchez. El extremo jienense, el mejor jugador franjiverde esta temporada, sufrió en Granada (2-1) una rotura miotendinosa de grado 2 en el bíceps femoral de su muslo derecho. Pasó tres semanas en el dique seco. Un periodo en el que Pacheta preparó dos partidos (sin Liga una semana por la exclusión del Reus) sin cuatro jugadores importantes en sus esquemas.

Cuando Gonzalo Villar esté apto para jugar y si no aparece ninguna lesión, el entrenador burgalés tendrá a todo su plantel disponible por primera vez desde el cierre del mercado invernal. Aunque ha encontrado un once tipo, el aumento de la competitividad con los refuerzos invernales provoca un bendito problema para realizar la convocatoria. El mayor nivel del equipo es uno de los factores de que los franjiverdes consiguieran su mejor racha del campeonato. Ocho puntos de doce posibles que dejan el objetivo de la permanencia bien encarado. Goza de nueve puntos más golaveraje particular de ventaja sobre el descenso a 12 jornadas del final.

Foto: Sonia Arcos – Elche CF

Compartir esta entrada: