El Elche supera su puntuación de la primera vuelta a cinco jornadas del final

La mejoría de juego y resultados del Elche en la segunda vuelta se ve traducida en los números. El equipo ilicitano ha superado su puntuación de la primera mitad de la competición a falta de cinco jornadas del final de la Liga regular. Es decir, ha necesitado cinco partidos menos para rebasar la cifra. De sus 50 puntos, que sellan la permanencia en Segunda, 24 los obtuvo en las 21 primeras fechas del campeonato y 26 tras el ecuador de la competición.

Los franjiverdes cerraron la primera vuelta en el 13º puesto, con 3 puntos de margen sobre el descenso y 11 del playoff. Tras sus 16 compromisos disputados en la segunda, sólo ha ascendido un puesto, al 12º. Pero ha aumentado su renta sobre la zona roja a 10 puntos más golaveraje particular. Tiene una desventaja de 10 unidades con la última plaza de fase de ascenso.

Además, el Elche va camino de mejorar sus registros de goles anotados y encajados. Cerró la primera mitad de la Liga con 20 a favor y 26 en contra. En la segunda vuelta, lleva 19 a favor (no se cuenta el asignado en la ‘victoria’ contra el excluido Reus) y 15 en contra.

La mejor adaptación a la categoría y, sobre todo, el gran acierto en los refuerzos invernales son las principales claves de la progresión de los franjiverdes en su regreso a Segunda. Han alcanzado su objetivo vital de la salvación con semanas de antelación. Y con sensaciones de que, con un poco más de fortuna realizadora y en decisiones arbitrales, podría haberse metido en la lucha por la promoción.

Almería (fuera), Tenerife (casa), el descendido Nàstic de Tarragona (fuera), Deportivo (casa) y Málaga (fuera) serán los últimos rivales del equipo ilicitano esta temporada. Un periodo en el que, con la permanencia en el bolsillo, la entidad del Martínez Valero ya estará más centrada en la planificación del próximo curso. Pacheta, quien ha mostrado su deseo de renovar, podría dar minutos a los jugadores menos habituales en sus planes en las cinco últimas jornadas.

Foto: Francisco Maciá

Compartir esta entrada: