El Elche reparte por igual sus puntos como local y visitante

El Elche arrancó la temporada de su regreso a Segunda División B con la idea de hacer un fortín del Martínez Valero e ir sumando todo lo que se pudiera fuera de casa, con la dificultad de visitar nueve campos de césped artificial. Sin embargo, no está cumpliendo con su propuesta, ya que reparte por igual sus puntos como local y visitante. De sus 34 unidades, 17 llegaron en casa y otros 17 a domicilio. Unos números que le convierten en el segundo mejor foráneo y el sexto mejor anfitrión del Grupo III de Segunda División B.

El equipo ilicitano tiene un bagaje mejorable en su estadio: cinco victorias, dos empates y tres derrotas. Inició la Liga con dos goleadas a Badalona (5-1) y Peralada-Girona B (4-1) y pinchó por primera vez en casa contra el Atlético Baleares (3-3) en la sexta jornada. Después, logró un triunfo agónico frente al Ontinyent (1-0) y sufrió su primera derrota como local contra el Alcoyano (0-2). El triunfo posterior contra el Ebro (2-1) dio paso al batacazo gravísimo ante el Formentera (0-1), que le costó la destitución de Vicente Mir. Josico, su sustituto en el banquillo, se estrenó con un punto frente al Valencia Mestalla (2-2), y tras dos partidos seguidos a domicilio, los franjiverdes cerraron el año 2017 con una victoria contra el Olot (2-1). Pero el inicio de 2018 fue dispar, pues cayó frente al Sabadell (0-1) en la que es su última cita en el Martínez Valero hasta la fecha.

A domicilio, el Elche acumula cuatro triunfos, cinco empates y dos derrotas. Inauguró la temporada con un punto ante el Sabadell (0-0), goleó al Real Zaragoza Deportivo Aragón (0-4) y después encadenó cuatro salidas a campos de hierba sintética, que se saldó con un balance de siete puntos: goleó al superó a la Peña Deportiva de Santa Eulalia (0-1), igualó contra el Atlético Saguntino (1-1), perdió en Llagostera (2-1) y venció en Cornellà (0-1). Pasado el ‘tour del amateurismo’, afrontó cuatro visitas a ‘colosos’ del grupo: arañó un punto contra el Villarreal B (0-0), sucumbió frente al Mallorca (2-0) y empató en sus dos encuentros seguidos como foráneo, ante Lleida (1-1) y Hércules (0-0). En la última jornada, ganó al Badalona (1-3) en un gran regreso al césped artificial dos meses y medio después.

Dentro del global del grupo, los blanquiverdes salen más favorecidos en comparaciones mirando los números como visitante en lugar de como local. Son el segundo mejor equipo a domicilio, empatado a puntos con el Ontinyent, precisamente la escuadra que le iguala a puntos en la tabla, y sólo superado por el Mallorca, que acumula 19 puntos lejos de Son Moix.

Y por el lado contrario, el Elche es el sexto mejor conjunto como local igualado con Lleida (ha jugado un partido más en casa) y de nuevo Ontinyent. Casualidad o no, los tres mejores equipos en su campo son los primeros clasificados: Mallorca y Villarreal B con 25 puntos y Cornellà con 22. Les siguen Hércules y Badalona con 19 puntos cada uno, aunque los catalanes han disputado un partido menos como anfitrión.

Las aspiraciones pasan por el Martínez Valero

Buena parte de las aspiraciones del conjunto ilicitano en el presente campeonato regular pasan por el Martínez Valero, donde tiene que enfrentarse a varios de sus rivales directos en la parte alta de la tabla. Tras medirse en casa a los dos últimos, Real Zaragoza Deportivo Aragón (20º) y Peña Deportiva (19º), recibirá a Atlético Saguntino (6º), Llagostera (15º), Cornellà (3º), Villarreal (2º), Mallorca (1º), Lleida (8º) y Hércules (7º).

A domicilio, el calendario es más liviano, ya que la mayoría de sus adversarios se encuentran en la mitad inferior de la clasificación: le queda por visitar a Peralada-Girona B (18º), Atlético Baleares (16º), Ontinyent (5º), Alcoyano (10º), Ebro (12º), Formentera (13º), Valencia Mestalla (11º) y Olot (17º).

Compartir esta entrada: