Los números no invitan al optimismo

El estilo ofensivo y alegre que Alberto Toril ha implantado en el Elche no se está traduciendo en números alentadores para luchar por las primeras posiciones de la clasificación. El equipo ilicitano, que el sábado perdió 2-1 contra el Real Oviedo, cerró la primera vuelta en el 14º puesto con 26 puntos, siendo ésta su segunda peor puntación de sus diez últimas temporadas en Segunda División junto a la de la 2008/2009, en la que consiguió la misma cantidad de puntos que tiene ahora.

La última ocasión en la que el Elche alcanzó el ecuador de la competición con una puntuación inferior a la presente fue en la campaña 2006/2007, cuando sumó 25 puntos, uno menos que ahora. En aquella temporada, David Vidal sustituyó a Luis García Plaza en el banquillo franjiverde al término de la jornada 19, a dos del final de la primera vuelta.

El grupo comandado por Toril llega a la mitad del campeonato habiendo conseguido cinco puntos menos que el de la temporada pasada, marcada por las importantes limitaciones presupuestarias y temporales para formar la plantilla después del descenso administrativo. El conjunto dirigido por Baraja tenía 31 puntos en su casillero a estas alturas del curso.

La diferencia de este Elche en cuanto a puntuación al término de la primera vuelta es abismal respecto al del último ascenso a Primera División, conseguido en el curso 2012/2013 con Fran Escribá en el banquillo. Aquella escuadra logró la cifra de 49 puntos en las 21 primeras jornadas, récord de Segunda División.

Echando la vista más atrás, el equipo ilicitano también alcanza el ecuador de la Liga empeorando los 28 puntos de la campaña 2010/2011, en la que disputó la final del playoff al concluir la Liga regular como cuarto clasificado, y los 30 de la anterior 2009/2010, que acabó sexto.

Y en los cursos 2007/2008 y 2011/2012, los franjiverdes finalizaron la primera vuelta con 32 y 37 puntos respectivamente.

El Elche actual, además, es el que ha sufrido un mayor número de derrotas en el primer tramo de competición, habiendo perdido nueve partidos, superando en uno el registro de la temporada 2006/2007.

En cuanto a los goles encajados, la cifra actual de 31 tantos en contra sólo es superada en los diez últimos años por los 34 del curso 2009/2010. 13 de ellos llegaron con Claudio Barragán como entrenador franjiverde (6 partidos), y 21 con su reemplazo en el banquillo, José Bordalás (15 partidos).

Y sobre los goles marcados, los 30 del presente campeonato son mejorados por los 34 de la campaña 2009/2010 (7 con Claudio y 27 con Bordalás), los 37 en la 2011/2012 y los 31 de la 2012/2013.

Más cerca del descenso que del playoff

El Elche cumple la primera vuelta más cerca de la zona de descenso que la de playoff. Se encuentra a cinco puntos del sexto, el Lugo con 31 puntos, y cuatro por encima del 19º, el Mirandés con 22 puntos. No obstante, cabe señalar que esta situación se ha producido muy pocas veces a lo largo de la competición.

Mirando hacia cotas más altas, el ascenso directo ya resulta una meta bastante lejana, ya que el segundo clasificado, el Girona, tiene 13 puntos más que el cuadro franjiverde.

Toril declaró tras la derrota ante el Real Oviedo que el primer objetivo del Elche debe ser sumar los 50 puntos que suponen la permanencia. “Estamos en buena proporción. Si los conseguimos pronto, veremos dónde podemos llegar”, dijo el preparador cordobés, quien recordó que la plantilla que dirige está formada con uno de los presupuestos más bajos de la categoría.

Compartir esta entrada: