Aprobado, pero mejorable

El primer tercio de competición del Elche se puede calificar, utilizando terminología de la enseñanza, como aprobado. El cuadro ilicitano se encuentra tras disputa de la jornada 14 en la novena posición con 19 puntos, a dos del ascenso directo, a uno del playoff y cuatro por encima del descenso. El estilo valiente y de toque que ha implantado Toril con una plantilla muy renovada, con 15 caras nuevas, y diseñada para este tipo de fútbol está funcionando lo suficiente como para que el entorno mire más hacia arriba que abajo, pero necesita mejorar en varios aspectos para que este Elche pueda ser considerado un firme candidato al ascenso a Primera División.

Su hándicap principal en esta primera fase del curso es sin duda su falta de solidez defensiva. El equipo franjiverde es el segundo más goleado de Segunda División con 21 goles en contra, su peor cifra en la categoría de plata de todo el presente siglo. Una estadística que viene derivada de ser también uno de los equipos que más remates sobre su portería concede en cada partido, aunque desde el entrenador y la plantilla se esmeran en hacer pensar lo contrario. El Elche sólo ha conseguido mantener su portería a cero en dos jornadas, ante Huesca (0-3) y Real Valladolid (2-0), y ha visto cómo su rival anotaba el primer gol del choque en ocho de los 14 partidos de Liga celebrados hasta la fecha.

La grave lesión de Mandi en la segunda jornada ante el Girona provocó que Toril perdiera a su a su pivote más destructor para lo que resta de temporada. Un contratiempo que la dirección deportiva solucionó con el fichaje de Álex Fernández, que además, refrendó la idea por el estilo de carácter ofensivo y asociativo. No obstante, la incorporación de un jugador de características bien diferentes al medio canario ha significado hacer un ‘sacrificio’ en la faceta defensiva, y de momento, el futbolista de Alcalá de Henares, que ya estuvo a las órdenes del técnico cordobés en el Real Madrid Castilla, está ofreciendo en líneas generales un nivel inferior al esperado.

La reaparición de Armando tras casi seis meses fuera de los terrenos de juego puede dotarle al equipo de esa contundencia y energía que se ha echado en falta en algunos partidos. El futbolista motrileño, considerado por Toril y sus compañeros como un hombre muy importante dentro de la plantilla, debutó esta campaña el pasado sábado ante el Real Valladolid.

Los resultados como local y el rendimiento ante equipos de la zona noble de la tabla también están lastrando a los franjiverdes. El Elche cortó el pasado sábado frente al Real Valladolid (2-0) una racha de dos meses sin vencer en el Martínez Valero, donde ganó sus dos primeros partidos de la temporada, contra Rayo Vallecano (2-1) y Tenerife (3-1). Después perdió contra Lugo (0-3) y Levante (0-1) y empató contra Nàstic de Tarragona (4-4) y Córdoba (1-1).

Y de sus cinco derrotas esta temporada, cuatro de ellas han sido contra los cuatro primeros clasificados: Levante, Sevilla Atlético, Girona y Lugo, si bien derrotó lejos de la ciudad de las palmeras a Huesca y Real Zaragoza, quinto y sexto respectivamente. Toril llegó a declarar tras perder ante el filial hispalense que el equipo ilicitano “no está preparado para estar arriba”, y pudo basarse para tal afirmación en que cuando ha tenido la oportunidad de meterse de lleno en la parte alta de clasificación, no la ha aprovechado.

Sin duda, la nota más positiva del Elche en este primer tercio de Liga es su pegada. Junto al Levante, es el conjunto más realizador de la división de plata, un mérito que alcanza una mayor dimensión teniendo en cuenta su altísima eficacia, pues es uno de los equipos que menos tiros a puerta realiza. Además, la tarea anotadora está siendo mucho más repartida que la temporada pasada, en la que hubo once goleadores distintos y Sergio León marcó más del 50% de los goles de la escuadra ilicitana. Esta campaña, doce franjiverdes ya han visto puerta con más de la mitad de la competición por delante.

Encontrar el equilibrio defensa-ataque se antoja primordial para que el Elche encuentre la regularidad necesaria para aspirar a regresar a la máxima categoría del fútbol español. Ha alternado buenos partidos con otros nefastos, y ha cometido errores por falta de concentración que le han costado puntos. Toril dispone de tiempo y mimbres para corregir los defectos y potenciar las virtudes del equipo ilicitano. Si lo logra, hará soñar a una afición bastante castigada en los últimos tiempos por asuntos ajenos a lo deportivo.

Mismos puntos que la temporada pasada

El Elche de Toril ha sumado los mismos puntos que el de la temporada pasada con Rubén Baraja en el banquillo tras cumplir el primer tercio del campeonato. No obstante, el cuadro dirigido por el ‘Pipo’ se encontraba en el 12º puesto, tres más abajo, a cinco puntos del ascenso directo y a tres del playoff, mientras que también contaba con una ventaja de cuatro puntos con respecto a la zona de descenso.

El cuadro ilicitano de la presente campaña mejora las cifras realizadoras de la anterior a estas alturas del curso con siete goles a favor más, pero ha recibido un gol más.

Compartir esta entrada: