El Elche de Pacheta reengancha a la afición

Rc Sala de Juegos Ferreteria Els Ferrers

El estadio Martínez Valero congregó a 8127 espectadores para el partido del Domingo de Resurrección contra el Villarreal B. Una cifra que supone superar, por poco, la mejor de Liga en la actual campaña, cifrada en los 7965 que se dieron cita contra el Atlético Baleares a inicios de curso. Curiosamente, ambos partidos se empataron y supusieron el fin de las dos mejores rachas victoriosas en casa de la temporada.

Pacheta, su efecto y su mensaje parecen haber calado en el alma franjiverde, al menos en la del espectador que se había caído de las citas en los últimos meses. También ayudó el día festivo (tanto el domingo como el lunes), el buen horario y clima, la notable dinámica del equipo y el enfrentamiento contra un rival directo y que iba a proponer un partido abierto, como era el Villarreal B.

MEJORES ENTRADAS MARTÍNEZ VALERO 17/18

Atlético (Copa): 15080 espectadores

Villarreal B: 8127 espectadores

Atlético Baleares: 7965 espectadores

Ebro: 7906 espectadores

Peralada: 7565 espectadores

Ontinyent: 7489 espectadores

Cultural Durango (Copa): 7115 espectadores

Axa Seguros

El día comenzó con homenaje a las chicas del Alevín femenino, campeonas de Liga, aunque se echó de menos alguna acción tanto hacia Pelayo como para el lesionado Corozo. Sorprendió en un club que no suele fallar en este tipo de detalles y que, eso sí, ha estado atento a la evolución del exfutbolista franjiverde en las últimas horas. Pacheta sí tuvo un bonito recuerdo hacia él en sala de prensa: «A Pelayo le tuve un año y cuatro meses en el Real Oviedo. Era un niño. Y cuando vino aquí me llamaron para preguntarme por él. Quiero mandarle mi fuerza, mi ánimo y mi cariño. Mis últimos mensajes con él fueron hace poco, para felicitarme por mi cumpleaños. Siempre está muy pendiente del Elche. Quiero darle toda la fuerza y me hubiese gustado dedicarle la victoria, junto a toda su familia».

El preparador burgalés también elogió la labor del público y la mejora de afluencia al estadio. «Es una barbaridad. Espero ir a ganar en Formentera y traer diez mil aficionados ante el Real Mallorca«, avisó. «Tenemos que darles porque cuando lo hemos hecho han respondido», concluyó.

La afición se fue metiendo en el partido a la vez que el equipo. En la segunda parte se vivió un ambiente casi de final, a lo que ayudó la actuación arbitral, que no gustó nada en el Martínez Valero. Los franjiverdes se quejaron del diverso criterio para señalar faltas a un equipo y otro. Desde la grada se secundó esta teoría y, en varias ocasiones, los aficionados mostraron su enfado hacia el trencilla.

VIP’s exfranjiverdes

En el sector VIP también se vieron caras notables. En la grada estuvo Aarón Ñíguez, jugador del Real Oviedo, exfranjiverde y hermano de Jony, que este lunes cumple años. Aarón no pudo ver a su familiar en acción. Tras el susto vivido con Pelayo, en el palco se pudo ver a Enrique Martín, entrenador del Albacete.

Igor Tasevski, exjugador del Elche y miembro del staff técnico del Villarreal B, estuvo en la grada, ya que no se podía sentar en el banquillo al cumplir sanción. José Mascarós, preparador físico del club durante la etapa de Fran Escribá, asistió al choque ante el filial de un equipo en el que trabajó hasta hace unos meses. También hubo representación herculana, en la figura de Javier Portillo, director deportivo del conjunto alicantino, y Óscar Díaz, otro exfranjiverde.

Fotos: Francisco Maciá y Sonia Arcos.

Compartir esta entrada: