El Elche se mete en un lío

El equipo franjiverde se acerca a tres puntos de los puestos de descenso a expensas del partido del Almería, que podría rebajar la diferencia a dos.

 

El resbalón del Elche en Granada ha supuesto heridas de una consideración que, aunque dolorosa, se puede calificar de mal menor. Ningún equipo del vagón de cola ha ganado y sólo Valladolid y Rayo Vallecano empataron entre sí para recortarle un punto a los 30 franjiverde y acercarlos a tres de los puestos de descenso que marcan los pucelanos, con 27, a falta de un encuentro para que finalice la vigesimonovena jornada de Primera División.

Se trata de un relevante Almería-Real Sociedad para los intereses de toda la clase baja. La victoria andaluza apretaría aún más el pelotón y acortaría la diferencia ilicitana con la zona caliente hasta los dos puntos, ya que el cuadro de Francisco es penúltimo con 26 y metería al Getafe, con 28, en el hoyo.

El peligro para el Elche lo aumenta el calendario. En los próximos seis días, empezando por mañana martes a las diez de la noche en el Martínez Valero, los hombres de Fran Escribá recibirán al Athletic de Bilbao, cuarto, y visitarán al Villarreal, séptimo, en dos complicadas citas. Después volverán a su lucha para medirse al Getafe en lo que se avecina como el choque más trascendente de la temporada ilicitana.

La dificultad de mejorar fuera

El Elche afronta un espinoso tramo final de competición para mejorar su pésima dinámica a domicilio  -encadena más de una vuelta completa sin vencer lejos de casa-. Tras viajar a El Madrigal, los franjiverde irán de forma consecutiva a Mestalla y Vicente Calderón en una doble prueba de altura. 15 días después jugarán en La Rosaleda y el mismo tiempo más tarde concluirán la Liga en el Sánchez Pizjuán. Indudablemente, el objetivo pasa por el Martínez Valero, como se han hartado de repetir los miembros de la plantilla y el cuerpo técnico ilicitano. Más allá de los azulones, llegarán a Elche Levante y Barcelona.

 

Compartir esta entrada: