Otro invierno de reformas

Nadie dijo que fuera fácil. El accidentado regreso a Segunda División está provocando constantes cambios en un Elche que busca encontrar la tecla que le devuelva a la cima de nuestro fútbol. Sin prisa pero sin pausa, cada período de traspasos importa en el camino. Buena muestra de ello fue el período invernal la temporada pasada, y el presente mercado invernal lleva camino de serlo.

Pese a contar con distintos entrenadores y directores deportivos y rondar la quincena de fichajes en ambos veranos, el club ilicitano se ha visto forzado a realizar retoques que suban el nivel de competitividad al grupo. Las numerosas salidas y algunos desaciertos, unido a los problemas económicos, han configurado un escenario inquieto.

La salida de Lolo Ortiz es ya la tercera de este tramo, tras las desvinculaciones ya anunciadas de Pol Freixanet y Javier Noblejas. Estando en la primera semana de enero, es probable que haya una cuarta, ya que Hugo Fraile ha entrado poco en los planes del entrenador Alberto Toril. En el sentido contrario, ha llegado Fabián Ruíz y está cerca la rúbrica de Borja Valle, pero se buscará ampliar la nómina de altas.

Hace un año, el Elche finalizó el mes de enero con cinco salidas y cinco caras nuevas. Si bien Samu Martínez, Liberto Beltrán y Michael Anaba poseían dorsal del filial y todos menos Miguel Ángel Cifuentes fueron operaciones a préstamo, Nono incluido, todos habían disputado minutos en el primer equipo. Los tres primeros no jugaron para el Ilicitano durante la 2015-16.

Javier Noblejas, Álex Felip, Franco Cristaldo, Eldin Hadzic y Hugo Fraile fueron las cinco incorporaciones. Resulta evidente que su etapa como franjiverdes no ha sido fructífera, ya que los tres primeros están fuera del club y los dos últimos tienen un papel testimonial en el actual proyecto.

Esta temporada, debido a las restricciones salariales impuestas por la Liga de Fútbol Profesional y a las necesidades concretas de la actual plantilla, el mercado invernal no será tan agitado. Pero cabe poca duda: habrá varios cambios, probablemente un mínimo de seis en total, en el intento por pasar pocos apuros, lograr la permanencia pronto y ver si se puede aspirar a cotas más altas. Esperamos que, en este caso, a menor cantidad el cambio traiga mayor calidad.

 

Compartir esta entrada: