El Elche evita el frío más duro

Rc Sala de Juegos

Pacheta es un entrenador que valora todos los aspectos que pueden rodear a un partido del Elche. Incluso la meteorología. Por ello, posiblemente esbozó una ligera sonrisa cuando vio en el calendario las primeras citas del equipo ilicitano a domicilio. Osasuna, Numancia y Real Oviedo. El Sadar, Los Pajaritos y el Carlos Tartiere. Tres rivales y tres estadios que si a los equipos de Segunda le dan la elección, preferirían evitar durante los meses de invierno. Una fortuna para los franjiverdes en su regreso a Segunda, que realizarán estas visitas en verano, librándose de hacerlo en el frío y sufrido invierno.

Tras arrancar la Liga con tablas ante el Granada (0-0) en el Martínez Valero, el Elche afronta su primer partido como foráneo del curso ante Osasuna (domingo, 19:30 horas). Un rival exigente, que parte como candidato al ascenso, y con una afición que aprieta de lo lindo durante los noventa minutos. Pero tirando por el aspecto del tiempo atmosférico, jugará con una temperatura agradable, lejana a lo que los equipos se encuentran en invierno. El Sadar suele lucir un manto blanco de nieve sobre su césped más de una vez en los meses más frios del año. Fuertes nevadas obligaron a suspender dos encuentros de Osasuna en su estadio la temporada pasada: contra el Nàstic de Tarragona el 1 de diciembre y frente al Real Valladolid el 6 de enero.

Seguros AXA

Dos semanas después, los franjiverdes rendirán visita al Numancia (domingo 9 de septiembre, 16:00 horas). Hay un dicho que afirma que en Soria, hogar del club rojillo, hay dos estaciones: el invierno y la de tren. Una manera de expresar el frío que se padece en la capital de provincia de España en la que más nieva. Todo un condicionante por las bajas temperaturas que se viven en invierno que puede convertirse en una ventaja para los futbolistas del equipo castellanoleonés, más acostumbrados a ello en Los Pajaritos. Un campo que Pacheta conoce como la palma de su mano, pues ha pisado su césped como jugador, director deportivo y entrenador del Numancia.

Y el siguiente compromiso del equipo ilicitano lejos del Martínez Valero será ante el Real Oviedo (horario por confirmar). En este caso, el mayor hándicap no es el frío, que posiblemente no es tan duro como en Pamplona o Soria, sino el estado del césped. El verde del Carlos Tartiere empeora notoriamente con la llegada del invierno, un mal endémico desde la construcción del estadio en el año 2000. Esto supone un problema para el estilo de posesión del cuadro dirigido por Pacheta, quien ya sufrió la situación del terreno de juego carbayón durante su etapa como técnico del Real Oviedo. No obstante, el césped del Tartiere lució un buen aspecto en la jornada inaugural y se puede esperar que continúe así dentro de un mes.

Esta es una imagen de la sustitución de ‘tepes’ del feudo azul en febrero de este año, dentro de las actuaciones de mejora que se realizaron:

Tras visitar a Osasuna, Numancia y Real Oviedo, el Elche tendrá a Extremadura y Deportivo de La Coruña como siguientes rivales a domicilio. Cádiz, Alcorcón, Córdoba y Rayo Majadahonda cerrarán los duelos como foráneo en el año 2018.

Visitas en invierno y primavera

Los franjiverdes empezarán el invierno con uno de los compromisos más agradables posibles en cuanto a climatología. Se enfrentarán al Tenerife en el fin de semana de Reyes Magos. La segunda vuelta dará el pistoletazo de salida en Granada. Reus, Lugo, Mallorca y Zaragoza serán el resto de los adversarios del Elche en la estación más fría del calendario.

Las Palmas, Albacete, Sporting de Gijón, Almería, Nàstic de Tarragona y Málaga se verán las caras con el equipo ilicitano en el último tramo del campeonato, ya en primavera. Los tres últimos campos a visitar serán a partir de mayo y en zonas cálidas, por lo que las altas temperaturas puede ser un factor a tener en cuenta.

Fotos: LaLiga y Real Oviedo

Compartir esta entrada: