Un rival con vínculos estrechos

Elche y Cádiz han estado separados por una o dos divisiones en los seis últimos años. Durante la última estancia del club gaditano en Segunda B, categoría de la consiguió salir tras conseguir el ascenso la temporada pasada, varios de sus movimientos, desde la plantilla hasta la directiva, pasando por el banquillo, guardan una relación con la ciudad y/o entidad ilicitana.

El Cádiz incorporó a más de 50 jugadores entre 2010 y 2016, una cifra bastante destacable. Y de entre todos ellos, cinco pasaron por la cantera del Elche: Josete, Fran Machado, Raúl Albentosa, Joaquín Calderón y Carlos Calvo. Ningún otro equipo de la LFP ha fichado a más jugadores que estuvieron en las categorías inferiores de la entidad franjiverde en la última década.

Carlos Calvo es el único de los citados que continúa en el plantel andaluz, aunque podría salir en el mercado invernal, mientras que Josete, que regresó al cuadro ilicitano este verano tras jugar en el Real Oviedo, es quien tuvo una etapa más longeva en la Tacita de Plata, tres años, llegando a convertirse en capitán. El central reconoció este miércoles que enfrentarse al Cádiz “siempre será especial” por su pasado amarillo.

En la actual plantilla del submarino amarillo se encuentran dos futbolistas más, aparte de Carlos Calvo, que han vestido la camiseta blanquiverde: Mantecón y Carpio. El centrocampista madrileño militó en el Elche durante cuatro temporadas, destacando su papel como hombre importante y capitán en aquel equipo dirigido por Fran Escribá que subió a Primera dominando el campeonato 2012/2013 de principio a fin. Y el defensa salmantino jugó en el equipo ilicitano dos campañas, en las que también coincidió con Mantecón. El lateral derecho fue ‘suyo’ durante el curso 2010/2011, recordado por la fatídica final del playoff de ascenso a la máxima categoría frente al Granada.

A todo ello hay que sumar una destacada lista de exfranjiverdes que recalaron en el Cádiz en los seis últimos años: Roberto Peragón, Jorge Luque, Perico, Tena, Óscar Rubio, David Sánchez y Jandro. Estos dos últimos formaron parte del equipo que ascendió a Segunda División la temporada pasada y se desvincularon de la entidad gaditana en el último mercado estival.

Pasando del césped a los despachos, el actual presidente del Elche, Diego García, ejerció de secretario del Cádiz durante tres años y medio, hasta diciembre de 2015, cuando fue destituido de su cargo por negarse a firmar la publicación de la convocatoria de la junta general de accionistas, como publicó Información esta semana. La salida de García, que fue accionista del club gaditano (vendió los títulos que tenía), se produjo por decisión del máximo mandatario amarillo, Manuel Vizcaíno, que este domingo se sentará en el palco del Martínez Valero junto al propio García.

El presidente del Elche declaró esta semana a ElDesmarque que se siente contento porque su club se enfrente al Cádiz en Segunda: «Me hace muy feliz jugar contra el Cádiz en esta categoría, que es donde debe estar, como mínimo. Han sido años muy duros en Segunda B y es una satisfacción ver que el equipo de mi ciudad juega de nuevo contra el Cádiz y rememora esos duelos míticos de hace años». García señaló que guarda “buenos recuerdos” de su paso por la Tacita de Plata y aseguró que Vizcaíno “será muy bien recibido en Elche”. La educación y la elegancia están por encima de todo», subraya.

En la actualidad, en el Consejo de Administración de la entidad gaditana hay representación ilicitana. Su director administrativo, Paco López, nació en la ciudad de las palmeras y ocupó varios puestos en el Elche, como el de gerente y el de director deportivo.

Y de los despachos al banquillo, donde el Cádiz tuvo como inquilino a uno de los hombres más relevantes de la historia reciente del Elche, Claudio Barragán. El ‘Litri’, ahora entrenador del Mirandés, dirigió al equipo gaditano entre noviembre de 2014 y abril de 2015, cuando fue relevado de su cargo.

Durante su estancia en tierras andaluzas, el cuadro amarillo finalizó la campaña regular 2014/2015 como campeón del Grupo IV de Segunda B, pero no pudo culminar el trabajo con el éxito del ascenso, ya que cayó en playoff contra el Real Oviedo en la eliminatoria de campeones y ante el Bilbao Athletic en la tercera y última ronda. Y en el siguiente curso, el Cádiz decidió prescindir de sus servicios a falta de cuatro jornadas para el final del campeonato, estando el equipo en cuarta posición.

Compartir esta entrada: