El Elche se defiende con argumentos sólidos ante la Audiencia Nacional

Banner-Fran-Macia-Publi

A las 12:00 de este lunes, 20 de julio, ha comenzado en el Juzgado Central Contencioso Administrativo Número 9 de la Audiencia Nacional la vista oral para resolver si se mantiene o se levanta la medida cautelarísima concedida el pasado jueves al Elche. La jueza a la que le ha asignado el caso, Eva María Alfageme, había acordado, a petición del club ilicitano, dicha medida, que se acuerda por razones de urgencia y sin oír a las partes. A falta de la resolución definitiva, que se hará publica mañana, la señoría ha resuelto, de momento, mantener la suspensión cautelar de la sanción de descenso, lo que significa que hasta el próximo día el Elche militará en Primera División, mientras que el Eibar en Segunda.

La entidad ilicitana ha sido representada en la vista por Julio Martínez, director de la Planificación y Gestión de club franjiverde, y por José María Olano, abogado del bufete de abogados KPGM, encargado de elaborar el recurso tras el descenso administrativo. Asimismo, también han acudido a Madrid Juan Anguix, presidente del Elche, junto con el consejero Ramón Villaverde y el portavoz José María San-Matías. En la parte contraria a sus intereses, se han personado los representantes de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), con Javier Tebas a la cabeza; la abogacía del Estado en nombre del TAD; y, también, el Eibar, entidad que se presenta como perjudicada en este proceso y que sería la gran beneficiada por el descenso administrativo del Elche a Segunda División, ya que ocuparía su plaza en Primera.

Durante el desarrollo de la vista, ha comparecido en primer lugar el representante del Elche, durante unos 20 minutos, para reiterar ante la jueza Alfageme la desproporcionalidad de la sanción impuesta por la LFP y reiterada por el TAD. Además, el letrado del club franjiverde también abordó en su exposición que la deuda aplazable está completamente saldada con la Agencia Tributaria antes del 30 de junio y, también, que el Elche entiende que la LFP no tiene competencia para tramitar un expediente disciplinario por incumplimiento de las obligaciones tributarias con el Estado.

A continuación tomó la palabra el abogado del Estado, para defender la legalidad de la Resolución del TAD, que confirmó la sanción al Elche para descenderlo a Segunda División. El abogado del Estado ha reiterado en su comparecencia los mismos argumentos que ya expuso en su día el TAD, los cuales le valieron para rechazar los razonamientos del Elche, basados en la falta de competencia de la Liga para determinar el descenso, y de que el club no había cometido infracción, porque en la fecha de presentación del recurso no tenía deudas. En su exposición, el abogado ha afirmado que “la Liga sí es competente para sancionar”. Y ha añadido: “Es una entidad privada, a la cual se asocian voluntariamente sus miembros previo cumplimiento de ciertos requisitos».

En relación a los pagos de las deudas pendientes que el Elche afirmaba haber hecho, el abogado del Estado ha reiterado lo dicho por el TAD: «Es un hecho posterior a la resolución del expediente sancionador». «La única fecha cierta de las obligaciones tributarias pendientes y que han sido las determinantes de la imposición de la sanción es el 22 de junio, 17 días después del dictado y notificación de la resolución recurrida. No puede haber duda de la corrección de la actuación del juez de disciplina social cuando, habiendo constatado sin ningún género de duda que la infracción se había cometido y que persistía en ese momento dictó su resolución sancionadora», dijo el TAD en su día, y ahora hace suyo en su discurso el abogado del Estado.

Además, ha señalado que «el pago posterior de la deuda pendiente no enerva ni deja sin efecto la existencia de un incumplimiento anterior, del mismo modo que el pago tardío de cualquier otra deuda pendiente no impide la aplicación de los mecanismos sancionadores que puedan entrar en juego». Finalmente, el abogado del Estado ha dado por acaba su intervención solicitando 79 millones de euros de caución al Elche.

Alrededor de las 13:00 horas ha tomado la palabra el representante del Eibar, que ha defendido la legalidad de la Resolución del TAD impugnada y, por ende, la sanción del descenso administrativo del Elche a Segunda decretado por el Juez de la Liga. Además, y en consonancia con la intervención anterior del abogado del Estado que defiende al TAD, el club armero ha solicitado a la jueza que imponga a la entidad franjiverde una caución de 18 millones de euros.

El último en intervenir ha sido el representante de la LFP, quien, al igual que el abogado del Eibar, ha defendido la legalidad de la Resolución del TAD impugnada y, por consiguiente, la sanción de descenso del Elche.

Tras exponer sus argumentos las partes implicadas, la jueza ha abierto el periodo de prueba, en el que cada una ha aportado los documentos que estiman oportunos en defensa de sus intereses, y que la señoría Alfageme valorará sobremanera antes de su veredicto final. La parte más tensa de la vista ha sido cuando se ha tratado el tema de los clubes que presuntamente no obtuvieron el certificado de Haciendo y la Liga sí les permitió inscribirse en la competición de la temporada 2014/2015. La jueza, Eva María Alfageme, ha solicitado a la LFP toda la información sobre las cuentas tributarias de estos clubes para estudiarlos antes de su resolución. No obstante, la Liga ha afirmado que no disponía de esa información y ha negado darle la documentación tributaria de los clubes de Primera.

La liga ha llegado al juzgado sin la documentación solicitada por la juez a la Agencia Tributaria sobre la situación de los clubes. Ahora se abren dos posibilidades: o bien este “contratiempo” puede perjudicar al Elche, puesto que la jueza no podrá acreditar si efectivamente otros clubes mantienen deudas con el Fisco, argumento con el que los franjiverdes pretendían demostrar que no ha habido trato igualitario a los clubes por parte de la Liga; o bien, que la jueza se decante a favor del Elche, puesto que la LFP parece querer ocultar datos. Sea como sea, la suerte ya está echada.

Compartir esta entrada: