El Elche aprende a sufrir

Rc Sala de Juegos

“Hoy somos mayores de edad”. Esta es la frase más destacada que ha utilizado Pacheta para expresar el crecimiento del Elche en las últimas jornadas. Frase dicha tras la victoria frente al Cádiz (1-0) el pasado sábado. Una victoria heroica, ya que los franjiverdes resistieron más de medio partido con inferioridad numérica ante un rival enrachado. “Quizás al principio de Liga, estos detalles de los partidos se nos escapaban”, dijo Borja Martínez en zona mixta. Un concepto también repetido por entrenador y jugadores desde hace semanas. Porque dentro de su crecimiento, el conjunto ilicitano ha ‘aprendido’ un aspecto muy importante del fútbol: saber sufrir.

Los dos últimos encuentros evidencian muy bien la mejoría del Elche en la defensa sin balón. Porque tuvo que aguantar el resultado tras una expulsión. Yacine Qasmi ante el Mallorca (1-1) en el minuto 65 y Juan Cruz contra el Cádiz (1-0) en el 39. La pasada semana, los bermellones, que llevaban cuatro victorias seguidas en casa, igualaron antes de la segunda amarilla al franco-marroquí y apretaron de lo lindo para remontar. Pero los franjiverdes defendieron con uñas y dientes. Pacheta reforzó la zaga con la entrada de Neyder para colocar tres centrales, un movimiento que salió bien.

Y ante los amarillos, que habían ganado sus cuatro últimos compromisos y son el segundo conjunto más goleador de Segunda, dieron otro salto de nivel en un reto más difícil. Limitaron el potencial de sus transiciones, cerraron muy bien sus ataques estáticos en momentos de arrinconamiento y sólo concedieron dos oportunidades importantes con diez hombres. Neyder cumplió como ‘parche’ en el lateral zurdo. No obstante, en las valoraciones hay que señalar que el Cádiz no mostró una buena versión no sólo por mérito del Elche, también por demérito propio.

Pacheta destacó en rueda de prensa “la concentración del jugador” como clave para contrarrestar las virtudes ofensivas de los andaluces: “No solo la atención. Hemos estado atentos y muy concentrados. Sabíamos de sus condiciones y sus dos contra uno. El trabajo de Iván, Josan, Borja y Javi Flores ayudando ha sido la clave. Solo hemos concedido una ocasión creo en el segundo tiempo. Hemos conseguido algo realmente fantástico. Va a reforzar muchísimo el mensaje del cuerpo técnico. Cada vez somos más fuertes”.

La mejora del manejo de los partidos es fundamental para que el equipo ilicitano haya sumado ocho de los doce últimos puntos en juego. Unos registros, unido a los resultados favorables de rivales directos, que le permiten gozar de una amplia renta sobre el descenso: 9 puntos más golaveraje particular a 13 jornadas del final.

La administración tras adelantarse

El Elche se ha adelantado en el marcador en 14 de sus 29 partidos de Liga. Con un balance equilibrado, ya que se quedó sin ganar en siete. Empató seis, cuatro de ellos en la primera vuelta y dos en casa: Real Oviedo (1-1), Córdoba (1-1), Almería (2-2), Numancia (1-1), Lugo (2-2) y Mallorca (1-1). La única derrota tras golpear primero la sufrió precisamente contra el Cádiz (5-1) en la primera vuelta. Vencía por la mínima al descanso y los gaditanos remontaron en la segunda parte con cinco goles en 25 minutos. La falta de ‘resistencia’ es clave para que sólo haya logrado un triunfo a domicilio en toda la temporada.

Por el lado positivo, suma siete victorias tras abrir el luminoso: Lugo (2-1), Málaga (2-0), Real Zaragoza (2-0), Rayo Majadahonda (1-3), Nàstic de Tarragona (1-0), Extremadura (2-0) y Cádiz (1-0). Todas han venido de esa manera, ya que el equipo ilicitano todavía no sabe lo que es voltear un resultado adverso esta campaña. De sus 12 empates, dos se dieron tras encajar el primer tanto: Mallorca (1-1) en la primera vuelta y Extremadura (2-2), igualando un 2-0 en inferioridad numérica. Y en sus 9 derrotas, sólo se adelantó en una: la citada frente al Cádiz (5-1).

Foto: Sonia Arcos – Elche CF

Compartir esta entrada: