El Elche apela la sentencia del descenso administrativo

El presidente del Elche, Diego García, ha hecho un amplio repaso a todos los temas de actualidad del club ilicitano, tanto institucionales como deportivos. En el primer ámbito, el máximo mandatario franjiverde reveló que la entidad ha apelado ante la Audiencia Nacional la sentencia sobre el descenso administrativo a Segunda División sufrido en 2015. El Elche presentó un recurso que el Juzgado Central de lo Contencioso Administrativo número 9 desestimó, ratificando así la resolución del Tribunal Administrativo del Deporte (TAD).

“Reiteraremos las argumentaciones y nos defenderemos hasta las últimas consecuencias. Seguimos defendiendo que este descenso administrativo dejó al club en una situación muy delicada, provocando una vorágine y la inexistencia de paz social. Nuestro certificado positivo de Hacienda, que se obtuvo antes de la resolución del TAD, es muy anterior al de otros clubes y creemos que se inició una auditoria, a mitad de temporada, en un tiempo diferente al de otros clubes”, explicó García, quien señaló que el club espera la respuesta al recurso en “al menos seis meses”.

El presidente franjiverde celebró el reciente convenio para abonar la deuda con la Seguridad Social, cifrada en 375.000 euros. El club efectuará un primer pago de 15.000 y realizará 60 pagos mensuales de 6.000 euros durante los próximos cinco años.

Sobre las conversaciones con Hacienda para renegociar el abono de la deuda de 10.526.115’39 euros, cantidad que reveló la AEAT la pasada semana, García indicó que la intención es mantener una nueva reunión con el fisco “a finales de esta semana o principios de la siguiente” para acordar un nuevo calendario de pagos suavizando las cuotas por el descenso a Segunda B, que supone una considerable disminución de ingresos.

García también explicó el dictamen favorable de la Liga respecto a la denuncia del Reus por el impago de los 150.000 euros del traspaso de Sergio León: “Hace un mes y medio recibimos un burofax de un contrato que nunca vimos y por el que debíamos abonar 150.000 euros, 100.000 por el traspaso del jugador a Osasuna y 50.000 por su debut con la primera plantilla. Nos llamó la atención que el Reus no contactara con nosotros hasta abril de 2017. Estudiamos el asunto y al acabar la temporada recibimos una reclamación del Reus, que quería que se nos bloquearan los derechos federativos. Creemos que se omitió esa reclamación para no someterse al concurso de acreedores. Y la Liga nos ha notificado que desestima la propuesta del Reus”.

Otro de los frentes abiertos del Consejo del Elche es la convocatoria de Junta General de Accionistas, sin fecha por el recurso presentado por el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) por la propuesta del convenio de acreedores. García afirmó que la directiva está “a la espera de que se resuelva esa cautelar” para convocar la junta. “No creo que sea antes del 10 de julio”, vaticinó el máximo mandatario franjiverde, quien reiteró que el Consejo presentará en la Junta “las dimisiones a los accionistas”, quienes les han pedido que sigan dirigiendo el club hasta la celebración de la Junta.

“Hemos sentido su apoyo cuando hemos tomado decisiones. Pusimos nuestro cargo a su disposición tras el partido en Cádiz y semanas después, pero confían en nosotros”, manifestó García, quien desveló que los accionistas tienen “soluciones en la mesa” por si fuera necesario abonar la sanción de 4.1 millones de euros de la Comisión Europea por ayudas públicas ilegales y están esperando a conocer el presupuesto del próximo curso “para ver si tienen que hacer alguna aportación” para cuadrar los números. “Esperamos tenerlo cerrado en diez días”, dijo.

El máximo accionista individual del Elche es José Sepulcre, con el que el presidente franjiverde aseguró que no existe distanciamiento alguno: “Es absolutamente falso, todo lo contrario. Hablamos regularmente”.

Quien ha dejado de ser miembro del órgano rector del Elche es Jaime Oliver, quien presentó la pasada semana carta de dimisión, en la que acusó a Diego García de no haber hecho nada para evitar el descenso del equipo ilicitano a Segunda B. El presidente del club quiere dejar atrás este tema. “Estamos empezando una temporada muy importante y no quiero seguir hablando del pasado. Si cree que ha habido algo irregular, que denuncie”, agregó.

García afirmo que el Consejo ha mantenido reuniones con Regeneración Elche CF y con peñas del club, reiterando que su intención es que la entidad “sea transparente, que no haya dura en la gestión”. “Nos reunimos con gente para que aporten ideas y recursos económicos para que el club salga adelante”, declaró el presidente del Elche, quien indicó que aunque “no se ha llegado a tanto”, no descarta que se pueda plantear la entrada de Regeneración en la directiva, como la de “otros colectivos de la ciudad. “Hemos sido cordiales, buscando sumar puntos de colaboración”, apuntó.

García señaló que la previsión es que la campaña de abonos se presente “a principios de la próxima semana” y que contará con precios económicos para la afición, y reconoció que el club se plantea “el cierre de una parte” del Martínez Valero para “ahorrar costes”. En este sentido, agradeció a los empleados del Elche “el esfuerzo” ante los recortes salariales y de puestos que se producirán. “No podemos mantener todos los trabajos”, lamentó el máximo mandatario franjiverde, quien indicó que el Consejo tratará de “destinar todos los recursos económicos a la plantilla” para lograr el ascenso a Segunda.

García explicó que la fecha del Festa d’Elx, domingo 13 de agosto a las 19:45 horas, que ha despertado polémica al ser en un día especial en la ciudad por la Alborada, se debe a que el Levante “tenía otros compromisos” que le impedían ser el rival del trofeo veraniego en otro día distinto. “Varios equipos de Primera y Segunda nos han manifestado su apoyo para recuperar la categoría cuanto antes. El Levante fue de los primeros, y se lo agradezco. Hemos puesto el partido en un horario temprano”, expuso.

Compartir esta entrada: