Los 50 de Escribá

El técnico cumple medio centenar de citas ligueras en el banquillo franjiverde con excelso bagaje: se ha embolsado el 60% de los puntos, sólo ha perdido nueve veces y nadie ha logrado remontarle.

Como si de un informe estadístico se tratara, Fran Escribá ya ha alcanzado una muestra válida para sacar su primera conclusión como entrenador: patrón ganador, máxima rentabilidad a los goles a favor y un equipo que nunca se desmorona. Contra el Espanyol de Barcelona, el técnico valenciano cumplió 50 partidos de Liga como líder de un banquillo profesional, todos ellos al mando del Elche, con un bagaje de nota: 25 victorias, 16 empates y sólo nueve derrotas. O lo que es lo mismo: ha sumado el 60,6 % de los puntos en juego, 91 de 150 posibles.

Encima, la parte negativa no lo es tanto. En sus nueve encuentros de Liga perdidos, únicamente dos de ellos han sido por una diferencia superior a un gol, frente al Numancia en Soria por 3-1 la temporada pasada y el 3-0 de esta campaña en Vallecas. Además, sólo Mirandés (0-1) y Real Madrid (1-2) tienen el honor de haber tumbado al Elche de Escribá en el Martínez Valero. Ambos, por supuesto, por la mínima.

Jamás le ha hecho falta un elevado caudal anotador (62 goles a favor) para superar a sus rivales, naturalmente cimentado en una fiable seguridad defensiva (38 en contra). Nuevamente con las matemáticas en la mano, cada gol supone más de medio punto (0’68), la llave del ascenso a Primera. Es más, hasta la fecha nunca nadie ha podido remontarle una ventaja. A favor, el preparador posé un coeficiente de 1’24 tantos por partido y un 0’76 en contra. La dificultad de la máxima categoría ha emborronado de forma obvia los inmaculados guarismos conseguidos en Segunda, pero no lo suficiente para romper esa característica de partidos igualados tan escribana.

Récords e historia

24 años después, Fran Escribá ascendió al Elche a Primera División en una campaña plagada de récords. De hecho, la palabra se mimetizó con el nombre de un equipo para la historia que irá para siempre unida a la trayectoria individual del entrenador. Líder de principio a fin, máxima puntuación histórica en la primera vuelta (49), récord de victorias en Segunda (23), 16 jornadas consecutivas sin conocer la derrota, mejor arranque liguero en la historia del club y equipo menos goleado (27) desde que la categoría de plata cuenta con 22 participantes son los trofeos que más brillan en las vitrinas de un Escribá que ya ha conseguido otro hito para la leyenda de la franja verde: 29 cursos después, desde la 1984-1985, el Elche no encadenaba dos triunfos consecutivos en Primera.

La cuenta pendiente

La Copa del Rey es la espina clavada de Fran Escribá como entrenador. A decir verdad, sólo ha vivido noventa minutos en el torneo del KO y fue con derrota ante el Córdoba en el Nuevo Arcángel por 1-0, por lo que cayó eliminado en primera ronda. Esta temporada tendrá la oportunidad de redimirse directamente desde dieciseisavos de final, momento en el que entran en sorteo los equipos de Primera División y el Elche estará incluido, a finales de este mes, en el bombo de los clubes que no disputan competición europea.

Compartir esta entrada: