El puzzle del mediocentro

Santiago Martínez | 07/05/2013 00:15 @penflexiones
Una vez finiquitada la temporada en cuanto a poder lograr más objetivos, todos estamos pensando ya en la planificación de la plantilla del próximo curso. Son en estos meses donde cada uno sacamos el director deportivo que llevamos dentro y jugamos a dibujar esquemas con nombres en rojo, en negro y con interrogante. Es la salsa del fútbol cuando no hay fútbol.
Dentro de la plantilla del Elche CF, quizá el puesto que más variantes podría ofrecer es el de mediocentro, posición en la que existe consenso de que será necesario dar un salto de calidad, y en la que, de los cuatro que han jugado ahí esta temporada, Generelo y Mantecón acaban contrato y Pelayo no ha disfrutado de muchos minutos, con lo que pueden existir dudas razonables en cuanto a su papel en primera división.
Parece que ese rompecabezas ya va cogiendo forma, porque las primeras informaciones al respecto hablan de la renovación de los dos capitanes por petición expresa del técnico. Una decisión que vendría a incidir en el valor que el entrenador le da a la identidad y a la cohesión del grupo, como factores importantes para conseguir objetivos. Creo que tanto el míster como muchos de nosotros, si perdemos tres partidos seguidos, estaremos más tranquilos sabiendo que David y Sergio estarán dentro de ese vestuario de lo que estaríamos sin ellos ahí. Sin olvidar tampoco su papel en la integración al grupo de las nuevas incorporaciones.
Si finalmente se diesen las dos renovaciones, con ellos, más Rivera, faltaría tomar la decisión sobre Pelayo. Personalmente, el asturiano me parece un jugador con un potencial enorme y con unas características muy aprovechables. Si bien es cierto que por su juventud, y quizá por su carácter, aún no ha dado ese paso adelante para demostrar el jugador que puede llegar a ser.
Con lo cual, no vería con malos ojos una cesión a un equipo de segunda donde cogiese muchos minutos y fuese un jugador importante, pero tampoco me parecería nada descabellado que se quedase en la plantilla peleando por su puesto.
Dicho esto, podéis estar pensando que dónde está ese salto de calidad si contemplo la posibilidad de que sigan los mismo cuatro. Pues bien, el “truco” es que parto de que necesitaremos cinco mediocentros, sobre todo si renuevan Generelo y Mantecón y/o si se queda Pelayo.
Esa sería la primera premisa, tener cinco mediocentros si se quedan al menos tres de los cuatro. La segunda sería que, dado que comentábamos que íbamos a aspirar a ser un equipo rocoso y contragolpeador, los mediocentros deben tener como condición indispensable el dar solidez al centro del campo, con capacidad de trabajo e inteligencia táctica.
Con esto no quiero decir que me cierre a mediocentros con gran técnica y visión de juego, sino que reniego de los que sólo tengan eso. Si lo tienen mucho mejor, pero que no sea a costa de que el equipo pierda consistencia. El ejemplo más claro y cercano lo tenemos en Rivera.
El primer nombre que ha sonado con fuerza para reforzar la posición es Natxo Insa, jugador que encajaría en las características que comentábamos. Me parecería un buen refuerzo si se quedasen tres y además de él tuviese que llegar otro, si bien me sonaría a poco, si fuese la única incorporación en esa demarcación.
Seguiremos atentos a los movimientos de todo tipo que pueden haber ahí hasta que se acabe de completar el puzle del mediocentro.

Compartir esta entrada: