El partido más especial de Pelayo

Se acerca el día que Pelayo Novo tiene marcado en rojo en su calendario. El centrocampista asturiano regresa el domingo al Carlos Tartiere para enfrentarse al equipo de su tierra y del que fue y es simpatizante desde siempre. Una cita especial, marcada por el reencuentro con amigos, ex compañeros y familiares, todos ellos carbayones. “Pasé diez años allí, se me hará raro volver como rival”, admite el jugador.

Colisionan el domingo sus dos equipos del alma. Por eso no extraña que el centrocampista afirme que “lo daría todo” por ver un Oviedo-Elche en Primera. “Es algo que podría soñar. Son dos equipos que llevo muy dentro. El Oviedo porque fue donde crecí y el Elche porque me hizo debutar en el fútbol profesional y pude vivir una temporada como la del ascenso”, explica el ovetense, quien contará en la grada con el apoyo de su familia, aunque sospecha que sus amigos, por un día, desearán su derrota.

Pelayo era una de las joyas de la cantera ovetense que decidió salir de Asturias ante las penurias de aquel Oviedo, hundido en Segunda B. No espera, ni mucho menos, un recibimiento hostil, ya que recuerda que su marcha fue “buena” y que siempre ha mostrado su “apoyo y respeto al club”. 

En lo futbolístico, Pelayo ve al Oviedo en una dinámica muy positiva de resultados (11 jornadas sin perder), algo que en su opinión no es fácil en una categoría como Segunda para un recién ascendido, si bien recuerda que el club asturiano cuenta con un presupuesto elevado que le permite tener jugadores de calidad.

“Por eso está arriba, pese a ser un recién ascendido tiene una situación peculiar“, apunta el centrocampista, quien considera a su ex equipo “candidato al ascenso“. “Les cuesta poco hacer acciones de peligro y tienen mucha pegada”, advierte.

El asturiano espera un Oviedo que intentará dominar el partido y destacó la aportación ofensiva de jugadores como Toché, Susaeta o Edu Bedia. “Tenemos que competir ante ellos para intentar recuperar la buena racha. Llevamos solo una derrota en 11 jornadas, pero no nos conformamos”, apunta.

Críticas de la grada

Pelayo restó importancia a las protestas de un sector de la afición durante el primer tiempo del partido ante el Huesca y asegura que le la lo mismo jugar como medio centro ofensivo o defensivo, ya que se siente cómodo en cualquiera de los dos roles. Afirma que su poca presencia en el área rival no obedece a una consigna del entrenador, sino a una cuestión táctica, ya que “con el paso de los años y los partidos te das cuenta de que siendo un medio centro no puedes estar siempre pisando el área rival”.

“Mi forma de jugar está siendo la misma, pero hay partidos en los que las cosas te salen mejor y otros en los que no”, añade el asturiano, quien dice que una de sus misiones es estar atento a las pérdidas de balón para impedir los contragolpes del rival. 

El centrocampista tampoco concede importancia al elevado número de tarjetas que ha recibido en las últimas jornadas, ya que recuerda que no han sido por protestar y que a excepción de una ocasión “nunca he puesto en peligro al equipo“. Pelayo no se considera titular, ya que parafraseó a su ex entrenador, Fran Escribá, al recordar que “el rendimiento hay que actualizarlo” cada semana.

El futbolista ovetense ha insistido en que el único objetivo del Elche para la presente temporada es “llegar a los 50 puntos”, si bien reconoce que “cuanto antes lleguemos más tiempo podemos pensar en otras cosas porque si te ves arriba no vas a renunciar a nada“.

Compartir esta entrada: