El Pagafantas

Óscar Gómez `Pedja´ @pedjafranjiverd | 01/05/2014 00:13

A los que nos gusta, entre otras muchas cosas, el fútbol y el cine tendemos a buscar paralelismos, relaciones y símiles entre ambas expresiones artístico-lúdicas, ejercicios mentales que no valen para nada pero que, como diría mi abuela, mejor dedicarte a esos menesteres que no a cosas peores. Pues bien, si a mí algún día me preguntaran (de momento a nadie le ha dado por ahí) con qué película crees que se identificaría nuestro Elche, C.F. evidentemente se trataría de una comedia española.

Me he hecho esta pregunta a mí mismo para así tener la posibilidad de contestarla, como habéis podido comprobar. Pues bien, tras deliberar un poco, creo que esta película sería El Pagafantas”. ¿Por qué? Porque nuestro Elche cae simpático, se desenvuelve bien, tiene buena imagen, es alabado y querido por todo el mundo,… pero la chica siempre acaba con otro. Y el Elche, eso sí, paga la fanta, el gintonic o el malibú con piña.

Futbolísticamente hablando, competimos, lo hacemos todo bastante bien, nos regalan los oídos con parabienes y cumplidos pero pagamos muy cara nuestra nulidad de cara a puerta. Somos en ataque, y sigo ya con el rollo cinéfilo patrio ahora que le he pillado el gusto, Los Santos Inocentes. No sé qué es peor si cuando apenas teníamos ocasiones de gol o ahora que tenemos muchas y las fallamos inexplicable y estrepitosamente. Lo del otro día de Rodrigues, El Crack, fue todo un espectáculo, una exhibición de golpeo inverso de balón con doble tirabuzón y carpado diagonal, una demostración de cómo fallar Lo Imposible. Todos los que estábamos en el estadio no nos lo podíamos creer y se oían gritos como “¡Mira al chutar, nene!” o “¡Abre los ojos!” Cundía el pánico en la grada, así como la desesperación, todos por igual, sin distinción, hombres y Mujeres al borde de un ataque de nervios.

Para más inri, El Verdugo, el autor del empate del Levante fue un viejo conocido, Ángel. Nuestros ex nos suelen marcar bastante habitualmente. Cría Cuervos.

Para colmo, como si no fuera poco, a nuestros rivales, a Los Otros, “Lorotros” en lenguaje local, les dio por ganar esta jornada. Primero el Getafe, ganando en un partido muy raro (hola Tebas, ¿qué tal?), contra el Málaga de Schuster, con un Angeleri en plan estelar. Las malas lenguas dicen que este a simpático y entrañable central recibió alguna llamada en la que le dijeron cosas como “Te doy mis ojos, te lo doy todo, haz como que te caes, chato” Dicen todas las lenguas, inclusive La Lengua de las Mariposas, que el que le llamó era otro Ángel, con acento chulapo y con barba. Blanco y en botella, leche.

Después el Almería remontó en Cornellá y acabó ganando sorprendentemente el partido ante un Español que promete grandes Días de Fútbol y que parece estar ya Al otro lado de la cama y en modo “Me la pela”. Ahí es cuando todos empezamos todos a verlo Azul oscuro casi negro, pensábamos que nos íbamos a comer en nuestra vuelta a la élite un Pan Negro, por no decir un chusco, y que nuestra plantilla sufriría una Fuga de Cerebros, perdiendo así a sus mejores jugadores.

Menos mal que siempre nos quedará Los lunes al sol de Cuatro para ver como el Celta le endosaba una buena y soberana paliza al Valladolid. De este modo, el martes ya se veían las cosas de otra manera. Amanece, que no es poco, como diría aquel.

Eso sí, en la ciudad el miedo y la jindama son palpables y todos estamos analizando el calendario, de abajo a arriba, de atrás para adelante, pero no lo vemos claro, es todo complicado, lioso, es El laberinto del Fauno. Ahora men Elche lo que más se vende después de las dichosas gomitas para pulseras son Desfribilizadores de máxima potencia. Al proveedor de la zona se los están quitando de las manos. Patata Danger!!

Nos la vamos a jugar en Málaga donde solo nos vale ganar si no queremos complicarnos la vida y Volver a Segunda. Más que nada porque el día del Barcelona se podría convertir en El día de la bestia. Y porque una derrota en La Rosaleda lo dejaría todo a merced de los rivales y ya no nos salvaríamos ni con El milagro de P. Tinto.

Pero bueno, no todo es negativo, todo apunta a que Sapunaru no va a volver a jugar. Se le ha dicho que se dirija a su mujer y que Hable con ella. Y además siempre nos quedará Escribá, en el que todos confiamos, al que tenemos en un merecido altar, a Tres metros sobre el cielo. Y nos agarramos a sus dogmas, a sus Tesis, como “lo mejor está por llegar” o “el fútbol nos debe más de una”. Y entonces es cuando nos damos cuenta que no todo está perdido, que el año pasado, en nuestra más reciente Belle Epoque, antes de ir Villarreal tampoco se veía el ascenso fácil ni Plácido. Y se consiguió.

Sí, no tenemos el RH negativo ni 8 apellidos vascos, Arguiñano, Igartiburu, Erentxun, Gabilondo, Urdangarín, Otegui, Zubizarreta, Clemente, ni falta que nos hacen, pero tenemos entre todos los aficionados, otros apellidos, ilicitanos y de otras zonas, que conforman una afición que merece seguir en Primera. Donde se ponga un Sansano que se quite un Arguiñano, cojona.

Y en Málaga nos volverá a acompañar otra vez, La Buena Estrella. Yo confío.

Compartir esta entrada: