ANÁLISIS | El luchador herido

Tras una temporada histórica con Juan Ignacio Martínez al frente, el Levante volvió a la realidad en el pasado ejercicio. Tampoco es que pasara excesivos apuros, pero fue de más a menos, salida de Martins incluida. La secretaría técnica decidió renovar aires y no prolongar el contrato del alicantino para así contratar al (casi) siempre competitivo y rentable  Joaquín Caparrós. Tras un verano con bajas importantes como las de Munúa, Ballesteros, Iborra, Míchel, Barkero o Juanlu, el club ha tenido que realizar un intenso trabajo de mercado de cara a acertar lo suficiente como para mantener la categoría. Se labraron un inicio prometedor (si obviamos el 7-0 asestado por el Barça en la jornada inicial), pero actualmente los pupilos del utrerano parecen haber caído en un bache de resultados del que podría costarles salir, guardando cierto paralelismo con su 2012/13 en el Mallorca.

El equipo con menos porcentaje de posesión en lo que llevamos de liga –no llega al 38%- recibe al Elche tras cuatro derrotas consecutivas en liga a la que hay que añadir la sufrida en Copa ante el Recreativo de Huelva, sin embargo la buena racha anterior le permite estar empatado a puntos con los chicos de Escribá. Con un estilo reactivo, de repliegue habitual en su mitad de campo y salida directa, los ‘granotas’ no terminan de encontrar el método para defender con la eficacia deseada ni dañar más con su ataque. El once más frecuente hasta la fecha ha sido el formado por Keylor en portería; Pedro López, Vyntra, David Navarro y Juanfran en defensa; Diop y Simao formando un rocoso doble pivote; y Xumetra, El Zhar y el canterano Rubén complementando con mucha movilidad y profundidad a ‘Baba’ Diawara. Cabe reseñar que, a pesar de contar con Héctor Rodas como única baja segura, hombres como David Navarro, Juanfran, Baba y Rubén han tenido ciertos problemas físicos recientemente. El Adoua (central-mediocentro), Pedro Ríos o Ivanschnitz y su golpeo a balón parado tienen algunas opciones de ser titulares.

Por parte visitante, los franjiverdes llegan con una dinámica más positiva, alternando resultados de fortuna dispar pero dejando buenas sensaciones. Es probable que se repita el once alineado ante el Atlético, con la salvedad de un Lombán que no llega a tiempo y sería reemplazado por Pelegrín. Siendo así, el banquillo tendría alterativas como las de Rivera, Javi Márquez, Aarón o Cristian Herrera en caso de necesitar voltear un marcador adverso. Si acaso, otra duda sería la de añadir algo más de creatividad en la zona central ante un equipo que te va a permitir varios momentos de tenencia de balón. Veremos qué decisión toma un Escribá que empieza a no ser tan previsible como a comienzos de temporada y durante la pasada en Segunda.

FOTOGRAFÍA: colgadosporelfutbol.com
Compartir esta entrada: