El estirón franjiverde

El Elche rebosa ilusión en un fin de semana trascendental para el crecimiento del club: en juego la permanencia del primer equipo y las opciones de ascenso del Ilicitano y el fútbol sala.

Con los mofletes pintados de franjiverde y el gesto medio enfurruñado, un bebé fue la imagen elegida por el Elche para la creación de un cartel publicitario promocionado por toda la provincia en 1999. “Queremos llegar a ser grandes”, rezaba el eslogan junto a un pequeñín que, perfectamente, allá dónde esté, podría volver a protagonizar otro anuncio similar. Y es que al club del Martínez Valero le han salido los dientes y ha aprendido a andar, ahora lo que pretende es dar el estirón.

Este fin de semana puede acelerar el crecimiento. El primer equipo tiene en su mano seguir agarrado al techo del fútbol español, y tanto el filial como la sección de fútbol sala también están en disposición de sentar las bases para alcanzar lo más alto. El equipo de Fran Escribá está a un paso de firmar la permanencia en Primera División, pero el camino se presenta espinoso. Sobre todo por la visita del Barcelona este domingo (19:00h) con el título de Liga en juego y todos sus sentidos orientados en quitarse de en medio a los franjiverde. Aún así, la motivación en Altabix es cuantiosa y la confianza de que Messi, Iniesta y los pocos que no están en duda por Can Barça vuelvan el curso que viene a pisar su césped también.

Más abajo, el Ilicitano sigue haciendo historia. De Preferente a Tercera y de ahí a Segunda B. Se ha enganchado a los ascensos y esta campaña ronda otro que convertiría su gesta en hito difícilmente igualable. Los chicos de Vicente Mir viajarán, también en jornada dominical, a Llagostera (18h00) para terminar de bordar la excelsa temporada del debut en la categoría de bronce: una victoria frente al líder supondría el billete para pelear el salto a Segunda. A la división en que sólo compiten dos filiales, los de Real Madrid y Barcelona, para más explicación de la dimensión del reto.

Desde el parquet, el Elche CF Sala se unió a la fiesta el verano pasado y con poco más de un año y medio de vida se está haciendo mayor a zancadas kilométricas. Nada más nacer la Tercera División se le quedó pequeña y se accedió a la posibilidad económica de ocupar plaza en Segunda. Reforzado en la pista y en el banquillo con el técnico Óscar García Poveda, no ha dejado notar su condición de novato y se ha clasificado –el sábado a las 18:00h abre su eliminatoria en Cartagena– para hacerse un hueco en la máxima categoría y mirarse de cara a cara con los Inter Movistar, ElPozoMurcia y demás históricos. O por lo menos con los méritos, ya que meter la cabeza en la élite es una inversión a valorar por José Sepulcre y los suyos.

Compartir esta entrada: