El entrenador del Tenerife clama contra el arbitraje

Si digo aquí todo lo que pienso igual no me siento nunca más en un banquillo“. Así de ‘caliente’ compareció en la sala de prensa del heliodoro Rodríguez López José Luis Martí, entrenador del Tenerife, quien dijo estar “cabreado” y sentir “impotencia” tras el empate de su equipo contra el Elche. “No se puede hacer más para ganar un partido”, aseguró.

“Nunca hemos cuestionado las decisiones de un árbitro, pero en tres semanas se nos han sido siete puntos. Y ante rivales directos. Y cuando ves un penalti tan claro, estando a un metro… No lo habrá visto, porque si no lo habría pitado, pero da rabia”, dijo el técnico, quien desveló que el vestuario de su equipo estaba dolido “por no haber sumado tres puntos que se merecía”.

Martí admitió que tras el empate el partido se volvió “loco porque el punto para nosotros no era nada” y reiteró que en el cómputo general del encuentro su equipo fue muy superior. “No me gusta poner excusas. Ojalá hubiéramos hecho el segundo gol y no hablaríamos de esto”, indicó en alusión, de nuevo, al arbitraje.

El entrenador del Tenerife, por último, también se mostró molesto por la acción del empate, ya que a su juicio Noblejas, autor del tanto, debería haber sido “expulsado” por reiteración en las faltas. “Hemos tenido más el balón, pero las tarjetas eran para nosotros”, lamentó Martí, quien afirmó que su equipo sigue teniendo opciones de pelear por la promoción de ascenso.

Compartir esta entrada: