Una residencia para las categorías inferiores con base social

El Elche propone a ASFEME hacer uso de parte de sus instalaciones en San Antón a cambio de numerosas aportaciones económicas e integradoras.

El Elche pretende aumentar sus medios con un pequeño proyecto de residencia para la cantera con un trasfondo social mucho más grande. El club franjiverde ha presentado a la Asociacion de Enfermos Mentales de Elche (ASFEME) una propuesta de colaboración entre ambas entidades para disponer del módulo Este de las instalaciones cedidas por el Ayuntamiento local a ASFEME, ubicadas frente al Huerto de Travalón -en San Antón-, donde la sociedad sin ánimo de lucro ubica su sede, el Centro Específico para Enfermos Mentales crónicos (CEEM) y el Centro de Día, con una capacidad total en torno a las 60 personas, pero con bastantes plazas libres dadas las carencias presupuestarias del ente.

La intención desde el Martínez Valero es alojar allí a un número de futbolistas de su cantera aún por determinar para convivir, pernoctar y hacer uso de zonas comunes tales como cocina, sala de televisión, biblioteca o gimnasio. A cambio, el Elche se compromete a impulsar la asociación mediante la vía integradora y, sobre todo, la económica, con numerosas garantías incluidas en el convenio enviado.

En lo puramente monetario, el club ilicitano introduce una donación en efectivo de veinte mil euros a ASFEME en junio de 2014. Además, pone sobre la mesa 25 abonos para usuarios y monitores de la asociación más otro centenar de ellos para ser vendidos por sus miembros valorados y cuya recaudación, cercana a los treinta mil euros, iría destinada íntegramente a los enfermos mentales. A estas aportaciones hay que añadir la cantidad recogida en su beneficio durante las horas previas al encuentro contra el Granada en el Martínez Valero, iniciativa enmarcada en el programa benéfico ’15 partidos, 15 causas’.

También se contempla la vertiente humana. El Elche contrataría a varios componentes de ASFEME para contribuir con los servicios de limpieza del estadio, los trabajos manuales realizados en los talleres del centro serían vendidos en la tienda del club, asistiría con sus profesionales de mantenimiento las instalaciones de la residencia y celebraría unas jornadas de convivencia con la participación de la primera plantilla.

Sea cual sea la respuesta de ASFEME, que deberá votarlo en junta, el Ayuntamiento tiene la última palabra, ya que no se trata de una propiedad privada, sino que fue financiada por la Generalitat Valenciana.

Compartir esta entrada: